Una prestigiosa fotógrafa ha publicado un libro de sus trabajos en los sets de la industria pornográfica.

 

 

 

INGLATERRA (Redacción)- La fotógrafa británica Jo Broughton tiene una larga trayectoria. Al principio, parte de sus trabajos se daban en los estudios de producción de material porno. Con ese archivo hizo un curioso ensayo.

La fotógrafa lanzó un ensayo fotográfico titulado “Empty porn sets” (“Sets porno vacíos”, en español). En el libro que se puede adquirir a través de Internet, la artista comparte imágenes de los estudios en los que trabajó con producciones pornográficas.También incluye algunas páginas de los diarios que escribió durante esa época.

En la entrevista que dio a la revista Granta.com, la fotógrafa contó que comenzó a los 17 años y que sus padres estaban demasiado ocupados en “matarse el una al otro” como para saber en dónde trabajaba ella.

Además, sus padres despreciaban su gusto por el arte. Acerca de su padre, comentó: “Él tenía esa actitud de clase obrera que dice que tenés que conseguir un trabajo que te provea de seguridad y te tenés que casar. Ser un policía, un florista o algo así”, recordó. Por eso, hizo su carrera en secreto.

Ella dejó Londres porque había conseguido un trabajo como fotógrafa. Pero sólo al llegar al estudio descubrió qué tipo de fotografía era. El estudio producía películas y sesiones fotográficas para revistas, todo dentro de la industria pornográfica.

Con los documentos que recopiló de aquellos tiempos, la mujer ha publicado su libro. A continuación, algunas de las imágenes.

2

Fotografía de Jo Broughton

3

Fotografía de Jo Broughton