El trabajo de 400.000 dólares al año que nadie quiere aceptar


Una clínica rural de un pueblo de Nueva Zelanda busca a un médico con el repartir su elevada carga de trabajo

 

 

 

Un médico de una clínica de Tokoroa, un pueblo de Nueva Zelanda, busca a otro doctor con el que repartir su elevada carga de trabajo. Pese a las buenas condiciones que ofrece, 400.000 dólares anuales y tres meses de vacaciones, sigue sin encontrar a un candidato para el puesto.
Alan Kenny, el copropietario de la consulta médica, ha explicado al diario NZHerald que en los últimos cuatro meses no ha recibido ni una sola solicitud, algo que achaca a la percepción de que un trabajo en un entorno rural no tiene mucho futuro.

«El año pasado, tuve que cancelar unas vacaciones porque no pude encontrar a un médico suplente y este año probablemente tenga que volver a a cancelar otras; esto es duro para mí», ha declarado Kenny.
«Al candidato puedo ofrecerle un muy buen sueldo. El número de pacientes se ha disparado en el último año y también los ingresos, pero es demasiado trabajo para mí», indica.

En un solo día, el doctor Kenny puede llegar a ver a 43 pacientes, una cifra que supera a la recomendada por el Colegio de Médicos y que se sitúa en una media de 25.

Pese a que él tiene que trabajar de 8.30 de la mañana a 6 de la tarde sin una pausa para comer, el horario laboral que ofrece al futuro candidato es de cuatro días de trabajo a la semana con casi tres meses de vacaciones.

Previous Referéndum de Bolivia: "Evo Morales trata de cambiar el número de votantes de Argentina"
Next Un informe oficial confirma que la Barrick Gold contaminó cinco ríos con cianuro