Urdangarin: la casa del Rey de España conocía los negociados de su yerno


Este caso, uno de los escándalos que provocaron la abdicación en 2014 de Juan Carlos I a favor de su hijo Felipe VI

 

 

 

 

ESPAÑA (NA) – Iñaki Urdangarin, yerno del rey emérito Juan Carlos y principal acusado en un macrojuicio por corrupción, aseguró este jueves que la Casa Real española conocía los negocios del Instituto Nóos, mediante el cual es sospechoso de haber malversado millones de euros.

Casado con Cristina de Borbón, segunda hija de Juan Carlos y Sofía de España, Urdangarin, exmedallista olímpico de balonmano reconvertido en hombre de negocios, presidió ese organismo, oficialmente sin ánimo de lucro, entre 2003 y 2006. La fiscalía lo acusa de utilizar su influencia como miembro de la familia real para obtener, junto a su exsocio Diego Torres, millonarios contratos sin concurso público de dos gobierno regionales y desviar después el dinero mediante empresas pantalla.

Paradigma de la corrupción que indigna a los españoles, este caso, uno de los escándalos que provocaron la abdicación en 2014 de Juan Carlos I a favor de su hijo Felipe VI, despierta gran interés mediático desde que los 17 acusados comenzaron a declarar en febrero ante un tribunal de Palma de Mallorca, en las islas Baleares. La última en hacerlo será la infanta Cristina, acusada de fraude fiscal y a la que tanto su marido como Torres se esforzaron
por exculpar, al tiempo que aseguraban haber comunicado todas sus actividades a responsables de la Casa del Rey como Carlos García Revenga, exsecretario personal de las dos hijas del monarca.

«¿Participaba usted además de al señor García Revenga, como ha manifestado ya, a su majestad el rey sus trabajos?», le preguntó a Urdangarin el jueves la abogada de la acusación popular, ejercida por la organización ultraderechista Manos Limpias.

Aludía a un correo electrónico enviado a Juan Carlos I por su yerno, y presentado como prueba pese a que el tribunal lo había rechazado, explicando una de las iniciativas de Nóos: un congreso de tres días sobre deporte, celebrado en 2004, 2005 y 2006, por el que el gobierno conservador de Valencia pagó más de tres millones de euros. «Sí, le comunicaba de cuál era mi proyecto», respondió Urdagarin, visiblemente perturbado, antes que las tres magistradas denegaran a la abogada el interrogarle sobre ese documento.

Urdangarin precisó sin embargo que «en ningún momento» el rey Juan Carlos intercedió en sus negocios. En días anteriores, Torres había asegurando que la Casa Real y un funcionario de Hacienda supervisaban la actividad de Nóos.

Previous 50 millones de pesos dejó como deuda el ex intendente de Palpalá
Next Corea del Norte lanzó misiles otra vez y desafía al mundo