Para Morales, el ex presidente del IVUJ tiene que estar preso


El gobernador de Jujuy, volvió a referirse al caso Milagro Sala; criticó a los “opinólogos” porteños y consideró que Lucio Abregú, ex titular del Instituto de Viviendas, tendría que estar preso. “Se robaron 800 millones de pesos”, declaró.

 

 

 

Los primeros tres meses de su gobierno – y quién sabe si toda su gestión – quedarán marcados por su victoria política – la judicial aún está pendiente- sobre la controvertida dirigente social Milagro Sala.

Quizás por la gigantesca exposición a la que inevitablemente quedó sometido tanto él como la provincia, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, había optado por evitar referirse al tema desde hace algún tiempo.

Sin embargo, la visita a la provincia del periodista porteño Horacio Verbitsky y su posterior pronunciamiento a favor de la liberación de Sala, motivaron la reacción del mandatario jujeño.

En una entrevista realizada por Jorge Lanata en Radio Mitre, el gobernador salió al cruce de quienes desde otras latitudes hablan con liviandad sobre la situación judicial de la dirigente y abogan por su libertad, desconociendo la realidad acontecida en Jujuy durante una década.

En un extenso diálogo, Morales retomó la causa Sala y aportó datos durísimos respecto de los millonarios fondos que manejó la dirigente durante años para la construcción de viviendas y planes sociales.

“Estimamos que hay alrededor de 2 mil viviendas que se pagaron y no se construyeron, estamos hablando de más de 800 millones de pesos, sólo en el ítems vivienda, que se robaron”, denunció Morales.

Pero el gobernador esta vez fue más allá, y quizás como pocas veces hasta hoy, incluyó a un responsable político vinculado con la gestión de Eduardo Fellner, en la lista de quienes, para él, deberían estar tras las rejas.

“Estuvieron presos 20 días dos funcionarios del Instituto de Vivienda, un vocal y una responsable también política, una funcionaria, y nosotros estimamos que tendría que estar preso quien ha sido presidente del Instituto de la Vivienda (Lucio Abregú)”, expresó el gobernador y agregó: “también hemos denunciado la responsabilidad de funcionarios nacionales, porque se pagaban redeterminación de precios,terminaban la vivienda y al año pedían redeterminaciones de precios, es decir pedían la yapa, y eso lo pagaba Buenos Aires. Sólo en 2014 y 2015 Milagro Sala cobró 85 millones pesos de adicionales y tenía pendientes a cobrar cerca de 70 millones más”.

Morales profundizó en detalles del modus operandi y los ilícitos que se habrían cometido durante las épocas de mayor poderío político de Milagro Sala. Especificó algunos puntos de las etapas de los planes de viviendas y señaló algunos de los que se pagaron y no se construyeron.

Además, responsabilizó a organismos nacionales, como el Banco de la Nación Argentina y el Banco Central, señalando su inacción ante la extracción física de millones de pesos en bolsos, como quedó expuesto hace un par de semanas en la televisión.

Por primera vez se refirió a un hombre con cierta ascendencia dentro de la gestión de Eduardo Fellner, como el contador Lucio Abregú, alguien designado en la presidencia del IVUJ por el ex gobernador. Sin embargo, nadie en Jujuy ignora que la influencia de Abregú es menor en el armado de la estructura de poder que permitió el festival de ilícitos en la obra pública durante la década kirchnerista.

A juzgar por sus expresiones, Milagro Sala es sólo un rostro – de los más conocidos – del latrocinio que sufrieron los jujeños. Habra que ver si la Justicia avanza sobre los demás.

Previous El Banco Mundial confirmó financiamiento para proyectos de desarrollo en Jujuy
Next ¿Fantasía o realidad?: ¿los jinetes del apocalipsis en México? Mirá la tenebrosa foto