Calsina: “Tenemos la decisión de ordenar este ministerio”


La Ministra de Educación desmintió las versiones sobre su posible renuncia a la cartera educativa provincial y las atribuyó a “gente que ve tocados sus intereses”. Afirmó que es el ministerio que cuenta con más irregularidades y que trabajará para levantar la calidad educativa.

 

 

 

Ante las versiones que circularon en los últimos días sobre el alejamiento de Isolda Calsina del Ministerio de Educación, el Gobernador Gerardo Morales salió hoy a respaldar a la titular de la cartera educativa y fue contundente en su definición al respecto: “banco a Isolda”, dijo el mandatario jujeño en Radio 2.

Además, consultada sobre esta situación, la propia Calsina desmintió esas versiones, afirmó que no piensa renunciar, que se siente muy respaldada por el Gobernador y atribuyó esas versiones a gente que ve tocados sus intereses en un ministerio en el que afloran las irregularidades en todos los ámbitos, el cual Calsina pretende ordenar y terminar de una buena vez con todos los “privilegios”, tanto de docentes, como de directivos y gremios educativos.

En este sentido, la Ministra de Educación manifestó “yo creo que hay muchos rumores que tienen que ver con que hay muchos intereses que estamos tocando en la gestión. Nosotros hemos hablado con el Gobernador antes de asumir en el Ministerio de Educación, dejando de lado el Parlasur porque el doctor (Mario) Fiad se hacía cargo del Ministerio de Salud, sin embargo el Gobernador Morales me solicitó hacerme cargo del ministerio, conversé con él y le comenté cuál era nuestra visión sobre el movimiento en el Ministerio de Educación en los últimos tiempos y cuáles eran los desafíos que tenía el ministerio en estos próximos años y cuáles serían las posibles soluciones y los caminos a seguir”.

“Tenemos una coincidencia plena con el Gobernador Morales sobre su decisión plena de encauzar la educación, como el factor fundamental de desarrollo en nuestro pueblo, de ordenar este ministerio, de incluir dentro de la ley a aquellos que estaba en un marco de anomia o de desorden. La verdad que los temas que hemos propuesto en nuestro gabinete educativo al Gobernador, han sido sostenidos y apoyados, hemos acordado cada decisión que hemos tomado. Venimos trabajando muy bien, me siento muy respetada”.

“Entiendo que estas versiones responden a los múltiples intereses que se sienten afectados cuando uno decide acabar con los privilegios, cuando uno trabaja con todo el equipo para aplicar las reglamentaciones vigentes y volver al cauce de la reglamentación a aquello que está desbordado. Cuando a los gremios les proponemos un diálogo sobre la verdad y sobre la ley y a veces eso significa perder privilegios, entonces son muchos temas”, señaló.
El ministerio con mayores complicaciones
En su alocución con nuestro medio, el Gobernador Morales admitió que el Ministerio de Educación es la cartera más conflictiva y en la que se encontraron más irregularidades en lo que lleva de gestión.

En este punto, Calsina indicó que “nosotros decíamos que el ministerio tenía 55.000 empleados pero parece que son 60.000, ni siquiera eso sabemos a ciencia cierta, tenemos una planta absolutamente desbordada, el Ministerio de Educación de Salta tiene 31.000 agentes, nosotros lo duplicamos y tenemos la mitad de habitantes, entonces la mitad del presupuesto educativo no se aplicaba a educación específicamente, entonces tenemos mucho por ordenar, la educación jujeña está en una situación muy delicada, pensemos que Jujuy tenía los mejores promedios cuando iba a incluir sus chicos a las universidades de toda la Argentina, (pero ahora) el otro día saltó el examen de ingreso en Medicina en Córdoba y sobre 3.000 alumnos que rindieron, sólo 7 jujeños han aprobado los exámenes, eso nos desgarra el alma porque quiere decir que nuestro sistema educativo no está reuniendo las condiciones de calidad que necesitamos los jujeños y están dejando a nuestros chicos sin posibilidades de ingresar a las mejores universidades de la Argentina”.

“Esto es lo que nos duele, pero obedece a un sinnúmero de cuestiones irregulares que han ido pasando en este ministerio, por lo que es lógico que sea un ministerio complejo y lleno de problemas. Hemos tenido la suerte de empezar las clases en tiempo y forma, eso ha sido mucho trabajo, no solamente suerte, el equipo que me acompaña es de una calidad técnica y de una capacidad de trabajo y de un compromiso increíbles, la verdad que yo estoy muy agradecida con todos ellos porque cuando empezamos en diciembre, empezar las clases en término parecía un sueño imposible. Sin embargo fuimos ordenando la cantidad de irregularidades que tenemos, puntualizó.

Asimismo, la ministra destacó que “los alquileres de los 55 inmuebles que alquilamos en la Capital para que el ministerio funcione en su mayoría estaban impagos desde el mes de abril de 2015 en adelante y me imagino que se gastaron la plata para la campaña electoral porque no había un peso. Se pagaron los comedores solamente hasta julio, el gas, las líneas de todas las escuelas, el abono docente, los planes nacionales también”.

“El que hayan empezado las clases en término habla de que ya hemos empezado a normalizar las cosas, por supuesto que falta mucho porque además queremos que las clases se den con calidad, por lo que a fin de año vamos a evaluar para ver dónde estamos, para ver cómo se está enseñando, con qué calidad se enseña y qué correctivos hay que aplicar. Hay que hacer pruebas censales y no muestrales porque las pruebas muestrales que se venían haciendo, por ejemplo, se rendían las pruebas PISA, pero todo el año previo se trabajaba con la cartilla PISA en las escuelas donde se iban a tomar las pruebas PISA, es decir, no era una prueba al azar como deben ser para que realmente se vea la calidad educativa”.

“Si sobre los 469 servicios educativos que tenemos en la primaria, tomamos 15, 20 ó 30 y les decimos ‘estudien esta cartilla todo el año’ y esos chicos rinden las pruebas PISA, eso no me dice nada respecto del resto de las escuelas porque no es homologable el resultado, no puedo traducirlo en que sea representativo de las otras escuelas”, aseguró.

Y enfatizó que “tenemos que tener una educación de calidad sin ninguna duda, no alcanza con ser una educación en la cual los chicos cuando intenten ingresar a la universidad fracasen. Por eso estamos generando correctivos, estamos trabajando sobre las Juntas de Clasificación, sobre la formación docente, estamos trabajando en temas vinculados a reglamentar todas las ‘caras ocultas’ de este ministerio, que son las capacitaciones, las horas de capacitación laboral, que es un presupuesto inmenso que era un botín político que se repartía por acuerdos, por cupos, por bolsones de clientelismo y que, en definitiva, en muchos casos no representaban un servicio educativo”.

“Estamos buscando, por ejemplo, en primera instancia, controlar los más de 140 jardines que han proliferado en la provincia porque el Estado no tenía una oferta educativa estatal en primera infancia, no alcanzaba la oferta educativa, nunca se amp’lió para el jardín de 4 años que ya es obligatorio hace diez años en la Argentina, tenemos muy pocas escuelas con jardín de 4 y ninguno para primera infancia, o sea, los jardines maternales”.

“Han proliferado una cantidad inmensa de jardines que no tenían control pedagógico alguno y que el Estado estaba subvencionando los cargos a ONGs, a organizaciones sociales, las cuales ni sabíamos dónde estaban dictando esas clases y si efectivamente las dictaban. Sabemos que hay mucha gente que ha hecho contención social con esto a lo largo de estos años, pero desconocemos si son todas y si lo han hecho en un marco donde pedagógicamente los niños estén recibiendo un servicio educativo adecuado”, concluyó.

Previous El Gobierno lanza una reforma en seguridad que incluye la ley del arrepentido
Next El 80% de las mujeres contrae HIV por su pareja estable