Los primeros 100 días de Gerardo Morales


Hoy se cumplen 100 días de gestión de Gerardo Morales al frente del gobierno jujeño. Para alguien que asume por primera vez la función ejecutiva, usualmente suele ser un periodo “de gracia”, en el que el electorado está de luna de miel con el nuevo gobernante y donde es apresurado realizar análisis políticos al respecto. Sin embargo, algunos hechos de estos tres meses y monedas de gobierno, hacen necesario algunos comentarios al respecto.

 

 

 

El hecho saliente por excelencia fue la polémica detención de Milagro Sala. La dirigente social fue detenida por “tumulto”, a raíz del acampe de varias semanas que organizaciones sociales venían realizando en la Plaza Belgrano. A los pocos días, fue liberada y automáticamente vuelva a apresar, esta vez bajo el cargo de “asociación ilícita”.

Morales dijo por un lado que todas las decisiones judiciales son independientes de él y que las explicaciones pertinentes hay que pedírselas a los miembros de la Justicia. Por el otro, afirmó en cuanto medio provincial y nacional pudo que Milagro Sala robó millones y debía estar presa hace mucho tiempo. Hace pocos días, hasta llegó a relacionarla con algunos asesinatos.

Queda claro para todos que el gobernador levanta la bandera de la lucha contra la corrupción de tantos años, y que esta causa la personifica en Sala, aprovechándose también del hartazgo que la dirigente social generó en la provincia. Por otro lado, también parece evidente que el proceso de detención y juzgamiento de la líder de la Tupac presenta numerosas irregularidades y allí se abre un gran interrogante: ¿cómo construir justicia con una piedra fundacional semejante?

Morales apela al alivio que siente gran parte de la población por no sufrir más cortes de calle. Y combate una causa que, al menos en los papeles, el arco político en su conjunto dice compartir, como es la lucha contra la corrupción, tan en boca de todos en los últimos tiempos. Sin embargo, sabe que necesita cuanto antes plasmar en obras el cambio prometido.

Es que durante estos primeros cien días, la provincia estuvo parada en términos de inversión. ¿La negociación con los Fondos Buitre es la solución? Morales apuesta a ello, y a la buena relación con el gobierno nacional, que le manifestó su apoyo en el caso Sala y le viene girando más fondos que a otras provincias. Habrá que ver si es suficiente.

Previous Tuvo un hijo por “alquiler” de vientre y un fallo le otorgó la maternidad
Next CAUCE NORTE DEL RÍO GRANDE