Los tarifazos no paran: aumentarán las expensas, el monotributo y el transporte


El ajuste del gobierno sigue succionando el poder adquisitivo de los trabajadores. Los aumentos ya son incontables y su impacto en la economía de los argentinos es inestimable.

 

 

 
A los tarifazos que ya ocurrieron, van a sumarse tres durísimos: expensas, monotributo y transporte, gastos cotidianos para muchísimos trabajadores y cuya demanda es inelástica, es decir, que no se reduce ni aumenta en relación al precio. Las personas que viven en edificios tienen que pagar las expensas; los trabajadores independientes tienen que pagar el monotributo para poder facturar y tener una obra social y aportes jubilatorios; las personas necesitan usar el transporte público para trasladarse. En conclusión, estos aumentos no dejan otra opción más que seguir pagando.

Según el Boletín Oficial del día de hoy, la AFIP aplicará un aumento del 29% en el monto de la cuota del monotributo destinado a obras sociales, que pasará de $323 a $419. La suma es fija para todas las categorías, por eso el impacto se sentirá más en las categorías más bajas, es decir, las que perciben menos ingresos mensuales. El aumento regirá a partir de junio.

Por otra parte, los encargados de edificio cerraron sus paritarias en 29,6%. El aumento en su salario se trasladará a las expensas, aunque el impacto variará en cada edificio dependiendo del porcentaje de los gastos que se destina al sueldo del encargado.

También, aumentarán los boletos de colectivos y trenes. La tarifa mínima de colectivo, que ahora cuesta $3, pasaría a $5. De forma similar, el boleto de tren que está entre $2 y $3, pasaría también a $5. El impacto en el bolsillo de los trabajadores será muy fuerte. Una persona que realiza dos viajes por día, para ir a trabajar y volver a su casa, con la tarifa mínima (un ejemplo poco representativo, porque la mayoría de los pasajeros paga la tarifa máxima para el área metropolitana, de $3,50, o en todo caso la intermedia de $3,25) hoy gasta $60 de viáticos al mes. Con el aumento, pasaría a gastar $100. Casi el doble. En el caso de los pasajeros que realizan más de dos viajes por día o que combinan medios de transporte, el impacto será brutal.

Y para los pasajeros de Capital Federal, también es inminente el aumento del subte, que pasaría de $4,50 a $6. El gobierno porteño viene anunciando este aumento hace rato, pero empezaría a regir una vez que se hagan efectivos los aumentos en los otros medios de transporte.

El tarifazo, lejos de detenerse, va a continuar: el lunes próximo el gobierno anunciaría los aumentos en agua y combustibles.

Previous Carrió contra Angelici y Macri ¿se rompe Cambiemos?
Next Aumentan los aportes para empleadas domésticas: ¿cuánto habrá que pagar?