Para bajar la sensación de inflación, el gobierno cambia el índice de referencia


Para el cálculo de febrero del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), el macrismo eligió el índice de San Luis que dio 2,7%. Venía usando el de la Ciudad, que dio 4%. Así, trampea la inflación y paga menos intereses: o sea, lo que antes criticaba.

 

 

 
Tras tantos años de críticas durísimas a Guillermo Moreno, el gobierno parece haber incorporado su método.

El Gobierno dispuso que para el cálculo del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) de febrero se utilice la tasa de variación diaria obtenida de la evolución mensual del Indice de Precios al Consumidor de la provincia de San Luis.

Ese coeficiente es el indicador diseñado para ajustar el capital de depósitos y créditos, y preservar así el valor de la moneda de los contratos celebrados antes de la pesificación compulsiva establecida en febrero de 2002.

El CER refleja la evolución de la inflación y para eso hasta diciembre pasado se utilizó el Indice de Precios al Consumidor elaborado y publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), cuya difusión se suspendió desde entonces.

La resolución 100 del Ministerio de Hacienda y Finanzas, que se publica hoy en el Boletín Oficial, recuerda que para noviembre, diciembre y enero se utilizó la tasa de variación diaria obtenida de la evolución mensual del Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según la norma, el cálculo de la Dirección Provincial de Estadística y Censos de San Luis para el mes de febrero “representa más ajustadamente las variaciones de precios subyacentes en la economía nacional”.Se destaca en este sentido que “los aumentos tarifarios registrados en el período fueron significativamente superiores en el área metropolitana del Gran Buenos Aires que en el resto del país”.

De acuerdo con el indicador porteño la tarifa de electricidad aumentó 253,3% el mes pasado, mientras que para el Indice de Precios al Consumidor puntano el salto tarifario de electricidad promedio fue de 99%.

“El efecto diferencial del aumento tarifario en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -concluye la resolución- se refleja en la variación mensual del resto del Índice de Precios al Consumidor publicado por dicha jurisdicción, que alcanzó el 3% y que resultó más aproximada a la variación del Indice de Precios al Consumidor de la provincia de San Luis, que registró 2,7%”.

Previous Aumentan los aportes para empleadas domésticas: ¿cuánto habrá que pagar?
Next Nuevo Gobierno, viejas mañas: aumenta la cuota del Monotributo pero los límites de facturación siguen congelados