Déficit de $9 millones mensuales en la ex Agua de los Andes


La deuda total heredada supera los 240 millones de pesos; el nuevo directorio de la empresa – ahora estatizada – confirmó que la actual tarifa no alcanza para cubrir los costos operativos.

 

 

 

Con la llegada del nuevo gobierno, la empresa Agua de los Andes abandonó el extraño híbrido entre privados y estado con el que funcionó durante años para convertirse en una empresa enteramente estatal, bajo el nombre de Agua Potable y Saneamiento Sociedad del Estado.

Una ley sancionada en la legislatura este año confirmó el proceso, con lo que el nuevo directorio de la prestadora del servicio de agua potable en Jujuy desembarco bajo el mando de Víctor Galarza.

Sin embargo, aunque se esperaba, el panorama es desalentador. La empresa que en los papeles funcionaba como una sociedad anónima pero en los hechos cargaba con sus gastos al Estado Provincial, dejó una deuda de 220 millones de pesos, a lo que se suma otros 24 millones en juicios por los que deberá responder.

Por si fuera poco, opera con déficit mensual de 9 millones de pesos todos los meses.

Según afirma Galarza, la tarifa actual no alcanza siquiera para cubrir los costos mínimos, como el pago de sueldos.
“Los costos de producción se pagan en dólares; sólo para la compra de un químico necesitamos 7 millones de dólares”, indico el titular de la empresa.

Agua potable de Jujuy – nombre propuesto por el nuevo directorio – tiene a su cargo la producción de agua potable y su posterior transporte, distribución y comercialización.

El retraso en la tarifa, fijada a valores de enero de 2015, motivará el pedido, en futuro cercano de un nuevo cuadro. Es decir, el gobierno estudia la posibilidad y el momento oportuno de impulsar un aumento en el servicio de agua.

“Hay dos aumentos que tenemos pendientes”, dijo Galarza.

No obstante, la empresa también prevé financiarse a través de organismos de crédito nacionales e internacionales.
Sin ir más lejos, Galarza anunció que en los próximos meses se van a licitar los acueductos de Alto Reyes, lo que implica una obra de 300 millones de pesos, financiados con fondos del BID.

Previous El Consejo Federal de Energía Eléctrica sesiona en Jujuy
Next La lista para conducir PJ: con poco lugar La Cámpora pero con varios peronistas cercanos a Cristina