Conmoción: niños atrapados sin comida ni agua en Irak


Alrededor de 20 mil infantes fueron aislados por grupos terroristas en Medio Oriente

 

 

 

Irak (Redacción) – El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó que al menos 20 mil niños están atrapados en la ciudad de Faluya en Irak, donde el Ejército desarrolla una ofensiva para desalojar al autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe).

Faluya está aproximadamente a 65 kilómetros al oeste de Bagdad y ha estado bajo el control de los terroristas durante más de dos años. El organismo advirtió que los infantes están bajo la amenaza de ser reclutados por los integrantes del grupo terrorista, que controlan esa ciudad desde 2014, para sumarlos a los combates.

Además, denunció que los niños reclutados se ven obligados a portar armas para combatir y acusó al autodenominado Estado Islámico de usar a los civiles como escudos humanos. «Mientras la violencia continúa aumentando en Faluya y en todo Iraq, estamos preocupados por la protección de los niños ante la extrema violencia», manifestó la Unicef en el comunicado.

Según informaron los pocos habitantes que pudieron escapar, hay escasez de agua potable y de alimentos. Por lo que Hawkins acotó que la vida y el futuro de los niños están en peligro.

El organismo advirtió que los civiles se están quedando sin agua potable, comida y medicinas. El fondo llamó a todas las partes a abrir corredores seguros para todas aquellas personas que quieran abandonar la ciudad.

El pasado 23 de mayo, el Ejército de Iraq lanzó una ofensiva en la estratégica ciudad para desalojar a los terroristas del autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe). El tiempo de las operaciones es cuestión de vida o muerte.

La ofensiva entró el pasado domingo en su tercera fase con el asalto al núcleo urbano de la ciudad. Desde la mañana del domingo las fuerzas de élite antiterroristas, la policía de Al Anbar y combatientes de tribus de la zona intentaron realizar «el cerco en torno a Faluya” y lo lograron en la noche.

Así, se agrava aún más la problemática de los refugiados. Las guerras en Medio Oriente tienen su consecuencia en los millares de personas que migran a Europa en busca de asilo. Cada vez más familias se embarcan en condiciones deplorables a cruzar el Mediterráneo. Muchos pierden la vida en esos viajes. Es una problemática que elimina las fronteras de los países y ya tiene jerarquía mundial.

Previous Horóscopo para hoy jueves 2 de junio de 2016
Next El Gobierno avanza en la conformación de una mesa de trabajo junto a gremios y sindicatos