La compañía de bandera turca Turkish Airlines anunció que cambia o cancela de forma gratuita todos los pasajes

 

 
TURQUÍA (Efe) – Tras el atentado que ocurrió ayer en el aeropuerto de Estambul, cuando tres terroristas suicidas detonaron los explosivos que transportaban en el control de la entrada a la terminal de vuelos internacionales, se había prohibido el aterrizaje y el despegue de cualquier avión, informa el diario turco Hürriyet en su versión digital.

Por su parte, el primer ministro, Binali Yildirim, que se hizo presente en el lugar de los hechos, afirmó que el aeropuerto había vuelto a abrir, tras un cierre de cinco horas. Sin embargo, de acuerdo a la información del aeropuerto disponible en la web, la mayoría de los vuelos siguen cancelados o retrasados, si bien algunos pocos ya aterrizaron o se preparan para el despegue, tanto en la terminal internacional como en la de vuelos de cabotaje.

Aunque, medios como la cadena NTV confirman que el aeropuerto está abierto al público y se prepara para recuperar la normalidad. La mayoría de los vuelos que llegaban durante el cierre fueron derivados a la ciudad de Esmirna, situada a unos 300 kilómetros al suroeste de Estambul.

La compañía de bandera turca Turkish Airlines anunció que cambia o cancela de forma gratuita todos los pasajes emitidos hasta el 31 de julio.