Concejal de Cambiemos: «Trasladé dinero de la Tupac A


José Luis Sánchez, concejal de Ituzaingó (foto Facebook)

La confesión corresponde a José Luis Sánchez, de ItuzaingóUn concejal de Cambiemos de la localidad bonaerense de Ituzaingó fue acusado de «valijero» y su aclaración sembró dudas. «Fui jefe de prensa de la Tupac Amaru. La única vez que trasladé dinero fue para alquilar un galpón para que unos compañeros prestasen trabajo en una cooperativa», dijo José Luis Sánchez en la sesión del 13 de julio pasado del Concejo Deliberante.

 

 

 

La declaración generó un revuelo político en el Concejo, agravó la interna local de Cambiemos y Sánchez, de quien sus pares desconfían por su pasado antimacrista, fue denunciado penalmente para que se investigue el hecho.

La Tupac Amaru es la organización política de la dirigente jujeña Milagro Sala, que está presa desde enero pasado sospechada de corrupción durante los 12 años de kirchnerismo.

En diálogo con Infobae, Sánchez dijo que el dinero al que hizo referencia «era legal, con papeles» y que todas las pruebas están en la inmobiliaria a la que llevó la plata. «Que se investigue. Estoy super tranquilo», agregó.

El hecho ocurrió el 13 de julio pasado durante la sesión del Concejo Deliberante en la que se discutía un pedido de interpelación al intendente Alberto Descalzo por hechos de inseguridad. «Yo no me rasgo las vestiduras como algunos que fueron valijeros de la Tupac Amaru», acusó Juan Carlos Roumieux, presidente del bloque del Frente para la Victoria, durante el debate.

Al final de la sesión Sánchez pidió la palabra. «No sé cuántos de acá trabajaron en la organización Tupac Amaru. Yo lo hice. Fui jefe de prensa. La única vez que trasladé dinero fue para alquilar un galpón para que unos compañeros prestasen trabajo en una cooperativa. Lo llevé yo por una cuestión de confianza. Que un concejal me diga valijero, no me parece adecuado. Para mí más valijero es quien tira valijas por arriba de un convento (NdA: en referencia al ex secretario de Obras Públicas José López) y no quien labura para que doscientos compañeros tengan trabajo. Lo hice convencido», dijo el concejal.

Los dichos calentaron más la interna en Ituzaingó de Cambiemos, la alianza política del PRO y la UCR que llevó a Mauricio Macri a la presidencia de la Nación y a María Eugenia Vidal a la gobernación bonaerense.

«Yo era como un cadete de la Tupac Amaru en Capital y repartía las notas a los diarios en una época en que tenía problemas laborales. No fui valijero. En una oportunidad, hace seis o siete años, llevé la plata a una inmobiliaria para pagar el alquiler de una cooperativa. No recuerdo cuánto era porque no la conté. Era legal, con papeles», sostiene Sánchez, quien asumió en diciembre pasado, en diálogo con este medio.

Desde el FpV dicen que el propio Sánchez se ufanaba de ser valijero de la Tupac Amaru. «Lo decía abiertamente», sostienen off the record desde ese bloque. «No es así», responde Sánchez y dice que todo forma parte de una interna política.

El abogado Mariano Maccia, militante del macrismo y con aspiraciones políticas, presentó una denuncia penal para que se investigue el hecho que quedó radicada en la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Descentralizada N° 2 de Ituzaingó, a cargo de Natalia Narmona. Sánchez sostiene no fue notificado de ninguna denuncia penal y que puede demostrar lo que dice: «No tengo que ocultar nada de mi pasado».

Los dichos del concejal llegan en un momento y contexto político en el que fueron detenidos José López con bolsos con nueve millones de dólares en un convento de General Ródriguez y el empresario Lázaro Báez ante las imágenes de su hijo Martín y allegados contando plata.

Desde el bloque de Cambiemos desconfían de Sánchez por su pasado. «Amigos festejemos el día que a este dictador encubierto con cargo de jefe de gobierno lo procesan. Si hay justicia, Macri estará en el horno. Sabían de que hace unos días fue al spa donde se atiende el mismo juez y le ofreció un arreglo para que deje de investigar? El juez lo sacó como chicharra de ala», escribió en 2010 en su cuenta de la red social Facebook. «Es hora de aguantar los trapos. Vamos Cristina Carajo!», dijo e 2012 y hasta publicó una foto con el intendente Descalzo elogiando sus políticas. «Eso lo hice como ciudadano y después me di cuenta que no eran lo que decían», sostiene Sánchez para explicar su cambio político.

Previous Se podrá elegir el banco en el que cobrar el sueldo
Next Crisis financiera en Palpalá