“Hay que llevar la energía a los parques industriales y darle valor agregado”


El ingeniero y experto en materia energética, José Sesma, se refirió a la problemática de los tarifazos de la luz y el gas y aseguró que la mayor parte del potencial energético del país está desaprovechado. Aseguró además que hay que desarrollar políticas energéticas a largo plazo.

 

 
El experto nacional en temas energéticos y conferencista, José Sesma compartió algunos conceptos para comprender los alcances de la decisión de la Corte Suprema de Justicia dando de baja el tarifazo dispuesto por el gobierno nacional que ha generado bastante polémica por no haber realizado previamente las audiencias públicas correspondientes con la participación de todos los sectores afectados.

En tanto, los efectos de esta decisión sobre uno de los problemas estructurales más acuciantes del país y de la región del NOA es la ausencia de energía suficiente para propiciar mayores inversiones. Aunque un presente muy complicado fue descripto por el experto, el hecho de contar con el recurso natural en la región, aunque no prospectado, entusiasma.

Al respecto, el ingeniero correntino manifestó a nuestro medio que “el fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para mí es bueno porque cumplió con la ley y con lo que establece la Constitución en su artículo 43. El hecho de que el Gobierno haya avanzado con los tarifazos sin audiencias públicas es porque están mal asesorados técnica y jurídicamente. Acá hay un error técnico y jurídico en el cual no se prevé lo que estipula la ley. La ley dice que hay que hacer audiencias públicas y acá se salta tanto en gas como en energía, que va a ser el otro paso”.
La situación del gas
Con relación al gas, el experto explicó que “desde 1949, año en que se hizo el primer gasoducto, hoy 19 provincias cuentan con redes de distribución y de transporte de gas, hay más de 15.000 kilómetros de redes de transporte y más de 280.000 kilómetros de redes de distribución”.

“Con esta medida de retrotraer el 400% los más perjudicados son los más de 5.000.000 de familias que utilizan el GLP, es decir el gas que va en las garrafas, en la cual la diferencia abismal que hay es del orden del 1.000%. Hoy una garrafa de 10 kg. de GLP equivalen a 12,78 metros cúbicos de gas natural. Esos 12,78 metros cúbicos en 19 provincias los pagan a 14,69 pesos, cuando el mínimo de una garrafa puesta en un domicilio es de 160 pesos y se ha llegado a pagar en algunos casos 350 pesos”.

“Lo lamentable de todo esto es que el Ministro de Energía avaló a través de la Secretaría de Hidrocarburos con la resolución 19/2016 mediante la cual los 97 pesos son puestos en el domicilio de la distribuidora, es decir para internarlo en el domicilio de la gente se legalizó el flete y con respecto a la energía va a pasar exactamente igual, hay una disparidad muy grande”, dijo.
Desfinanciamiento del Estado
Asimismo, Sesma se refirió al desfinanciamiento del Estado provocado por las políticas energéticas anteriores destacando que “es hora de que los argentinos nos pongamos los pantalones largos, que seamos adultos y no tengamos dos caras, los argentinos tenemos que tener una sola cara, tenemos que ser maduros y no estar ‘en contra de’ o ‘a favor de’, tenemos que tomar la responsabilidad de buscar las soluciones a esta problemática, que tiene que ser un plan energético de Estado, esto quiere decir que hay que hacer un plan energético a 25 ó 50 años”.

2

“La Argentina no es un país petrolero, es un país gasífero por excelencia, el cual tiene 24 cuencas gasíferas, de las cuales 4 ó 5 están explotadas, en esas que están en funcionamiento hay 55.000 pozos y de esos 55.000 pozos, sólo 2.000 están conectados a la red de transporte en la Argentina. Yo no sé si el ministro Aranguren sabe esto, pero sería bueno que se deje ayudar. Tenemos gas. Hay que pensar no solamente en el quiosco propio sino el desarrollo eliminando las asimetrías de cada una de las regiones dando calidad de energía, esto quiere decir que la calidad de energía es muy buena cuando en el 95% de los casos no se realizan cortes de energía y el otro 5% es cuando los cortes son programados”.

“Yo he presentado un proyecto de ley a través de un Senador Nacional para que se declare un servicio público al GLP, al gas que va en garrafa, hasta ahora no se ha tratado pero sería muy bueno que se analice, que se estudie, que se pueda hacer un servicio público y que se puedan vender garrafas como se vendían antes. Yo estuve la semana pasada en Paraguay y en las playas de estacionamiento de los hipermercados se comercializan las garrafas, al igual que en todas las estaciones de servicio, hay que facilitarle al usuario que pueda comprar la garrafa en una estación de servicio cercana a su domicilio”, aseguró.
Desarrollo de políticas energéticas a largo plazo
Por otro lado, Sesma dio cuenta de que “hoy se puede desarrollar, se pueden utilizar los 53.000 pozos que no están conectados, se puede llevar perfectamente a toda la Argentina para, sobre todo, llevar el gas natural a los parques industriales para darle valor agregado a la materia prima, que es tan diversa en toda la República Argentina”.

“Esa facilidad de tener un parque industrial que tenga calidad de energía eléctrica, diversidad de energías alternativas y gas natural hacen que la chimenea blanca de los empleados públicos se traslade a la eclosión y que sea una eclosión en los parques públicos. Es fundamental para el desarrollo de la Argentina que los parques industriales sean fuentes de generación de empleo y que la gente realmente pueda pagar los servicios y no que se los regalemos”, señaló.

Y aclaró que “nosotros en el NEA no queremos que nos regalen la energía y el gas, queremos pagar el mismo precio que paga uno de Capital Federal, uno de Rosario o uno de Córdoba, queremos pagar el mismo precio por el combustible y no pagar un 30% ó un 50% más la nafta. Acá en Corrientes, llenar el tanque de nafta me sale 1.200 pesos, sin embargo me voy a Encarnación o cualquier localidad del Paraguay y no llego a los 500 pesos, aquí pago 20 pesos el litro de nafta cuando en Paraguay lo pago 9 pesos, hay una diferencia abismal. Lo mismo pasa con todas las fuentes de energía”.

“Lo que hay que hacer son auditorías de hace dos décadas atrás, en qué se invirtió, porque no solamente se subsidió al usuario sino también a las generadoras, a las transportadoras y a las distribuidoras”, sostuvo.
El Gobierno volverá a subir la tarifa
Respecto de la intención del Gobierno nacional de subir nuevamente las tarifas una vez cumplimentado con el paso de las audiencias públicas, Sesma puntualizó que “el tema es que hay una incertidumbre bastante grande porque son tosudos (por el Gobierno nacional), no se dejan ayudar, la audiencia pública estaba prevista para el 12 de septiembre y ahora pasó para el 16 por la gran cantidad de gente que se está inscribiendo en la audiencia pública. Inclusive lo que están pidiendo varias asociaciones es que las audiencias públicas se realicen en varios puntos del país, no solo en Capital Federal porque la Argentina no termina en la General Paz. Como esto es a nivel nacional, las audiencias públicas tendrían que ser a nivel nacional”.

“Lo que pasa es que como la gran mayoría de concentración del padrón electoral está en Buenos Aires, la Nación toma como que tiene que gobernar solo para Buenos Aires o Capital Federal. Una de las incoherencias que hay es que el ENRE (Ente Nacional Regulador de Energía) regula solamente las dos distribuidoras de Buenos Aires: EDENOR y EDESUR. Hay un mal concepto de federalismo en toda la Argentina”.

“El interior del país ha subsidiado las tarifas de Buenos Aires pero no solo de los 12 años pasados, sino desde mucho antes. El primer gasoducto se hizo en 1949 y se pagó con rentas generales de los abuelos, los padres y todos los del interior, lo peor de todo es que lo pagaron incluso los habitantes de lugares que no tienen ni siquiera un kilómetro de gasoducto”, concluyó.

Previous La campaña contra el aedes aegyptis no tiene pausas en Perico
Next Ultiman detalles para los festejos patronales de B° Santa Rosa