Banco Central volvió a recortar en 50 puntos básicos la tasa de interés


La entidad decidió este martes reducir la tasa de interés de la Lebac a 35 días de plazo

 

 

 

BUENOS AIRES (Télam) – El Banco Central decidió este martes reducir nuevamente en 50 puntos básicos la tasa de interés de la Lebac a 35 días de plazo, de 28,75% a 28,25%, a partir del convencimiento de que «el proceso de desinflación» se mantiene en línea con las previsiones formuladas por el organismo monetario.

Esta es la cuarta semana consecutiva en la que el Central reduce en medio punto porcentual la tasa de interés. La primera oportunidad fue el 9 de agosto, cuando redujo la tasa de 29,75 a 29,25%, y así sucesivamente hasta llegar al 28,25% actual.

El organismo aclaró que si bien en «la última semana no se publicaron datos oficiales de inflación» hubieron «diversos indicadores que sigue la autoridad monetaria que sugieren que el proceso de desinflación se mantiene en línea con el sendero planteado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA)».

Con esta nueva baja, las tasas están a un paso de ubicarse 10 puntos abajo del máximo alcanzado en la primera licitación de Lebacs a 35 días de plazo realizada por la gestión de Federico Sturzenegger pero que inmediatamente recorrió a la baja en las licitaciones posteriores para volver a ubicarla en 38% en marzo frente a la disparada del dólar a valores que rondaron los $ 16 y un frente inflacionario que justificaba el incremento de la tasa para responder a la política monetaria aplicada por el titular de la entidad.

«Los indicadores y las estimaciones de fuentes estatales y privadas que sigue el BCRA sugieren que el proceso de desinflación continúa en lo que va del mes de agosto, sin contar el efecto de la reversión en los incrementos de precios regulados».

«El BCRA seguirá manteniendo un claro sesgo antiinflacionario para asegurar que el proceso de desinflación continúe hacia su objetivo para este año de una inflación mensual de 1,5% o menor en el último trimestre», indicó la entidad en un comunicado.

Las propuestas alcanzaron los $ 76.850 millones, mientras que se adjudicaron $ 76.503 millones, lo que implica la renovación parcial del vencimiento, que era de $ 79.395 millones y una baja en el stock en circulación por $ 2.893 millones, generando una expansión de la base monetaria de $ 5.942 millones.

Los recortes de tasa se ubicaron entre los 43 y los 51 puntos básicos según los plazos: a 35 días la tasa quedó en 28,25% (-50 bps); 63 días en 27,40% (-50bps); 98 días en 26,79% (-51bps); 119 días en 26,57% (-43bps); 147 días en 26,27% (-43bps); 203 días en 25,79% (-45bps) y 252 días en 25,58% (-42 bps).

En el mercado, las definiciones formuladas esta mañana por Federico Sturzenegger en la inauguración del 21° Simposio Internacional de Economía -organizado por la Universidad de Tel Aviv- aportaron un clima de incertidumbre a la posibilidad de una nueva rebaja en la tasa de interés, debido a que en su exposición afirmó que la desaceleración de la inflación de agosto no permite todavía relajar la política monetaria, por cuanto la caída en un mes puntual «no es un indicador suficiente sobre una reducción sostenida».

Esta cuestión, además, volvió a dar visibilidad a la discusión que existe en el equipo económico del Gobierno sobre las medidas destinadas a contener la inflación y la necesidad de impulsar el nivel de actividad, donde Sturzenegger y el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, tienen miradas diferentes.

Ayer, Prat gay dijo que agosto cerraría con una inflación que se ubicaría por debajo del 1%. Y agregó que la inflación «ya no es un tema, cuando hace dos meses era la única preocupación”, y rechazó que el costo de vida de este año cierre en 45%: «no sabemos cuánto, pero seguro no 45%, ni aún en el distrito con mayor impacto de tarifas”.

En su disertación, Sturzenegger advirtió que «la significativa desaceleración de la inflación que mostrará agosto no provee los elementos suficientes para que pueda concluirse que sea conveniente relajar la política monetaria que viene llevando adelante el BCRA».

Al respecto, destacó que «el primer motivo es que una reducción de la inflación en un mes puntual no es indicador suficiente sobre una reducción sostenida», por cuanto «un proceso de desinflación persistente necesita de varios meses para consolidarse como tal», informó la autoridad monetaria.

«Segundo -agregó Sturzenegger- porque las expectativas de inflación para el año 2017 todavía se ubican por encima de las expectativas de la autoridad monetaria», y tercero, «porque el camino a recorrer hasta alcanzar el objetivo de una inflación del 5% anual se encuentra todavía lejano».

Para el titular del BCRA, «lo relevante para combatir la inflación es construir un esquema donde oferta y demanda de dinero puedan equilibrarse», y «una vez que se implementa de manera consistente un esquema institucional que equilibra el mercado monetario doméstico, se paralizan de golpe los motores que originan la inflación».

En ese sentido, adelantó que «el Banco Central va a mantener la tasa real de interés positiva, con un sesgo antiinflacionario hasta que el objetivo final sea alcanzado, lo cual requiere, desde ya, que a medida que la inflación y las expectativas inflacionarias vayan bajando, la tasa nominal de interés se vaya reduciendo».

Previous Brasil: el Senado ya vota la destitución de Dilma Rousseff
Next Exportadores celebraron las nuevas medidas en el Puerto de Buenos Aires