La Argentina despacha la primera exportación de litio desde Jujuy


La Puna jujeña no sólo posee hermosos paisajes, hoy es el centro de las miradas locales e internacionales gracias al llamado “oro blanco”: el litio. La primera exportación de carbonato de litio producido en la provincia de Jujuy partirá hoy con destino a Japón.

 

 

 

El proyecto de Sales de Jujuy -emplazado en el salar de Olaroz- demandó una inversión de U$S 250 millones y es operado por el grupo Orocobre LTD (66,5%), Toyota Tsusho (25%) y la empresa Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE) con el 8,5 por ciento.

La producción anual prevista de la mina es de 17.500 toneladas de carbonato de litio y20.000 toneladas de cloruro de potasio. La provincia norteña, que cuenta con el tercer salar más grande de Sudamérica, posee óptimas condiciones para la extracción de litio.  Los proyectos mineros generaron más de 250 de fuentes laborales  pertenecientes a comunidades originarias de la zona.

Este jueves sale la primera exportación de litio argentino al lejano Japón, una inversión de más de 250 millones de dólares, en la provincia de Jujuy. ¿Saben que la Argentina, conjuntamente con Bolivia y Chile, es el propietario de los yacimientos salares más importantes del mundo? Una de las empresas más importantes del mundo, la Toyota, junto a otra empresa y junto a la provincia se asociaron y estamos llevando, este jueves, la primera exportación de litio.”, resaltó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en cadena nacional.

Jujuy ofrece, en el Departamento de Susques, la cuarta reserva mundial de este recurso, brindando a la Argentina grandes ventajas comparativas y competitivas. La óptimas condiciones para la producción de litio en la puna jujeña se deben a que el salar se ubica a más de 4 mil metros de altura, donde se registra una intensa radiación solar y permanentes vientos que facilitan la evaporación de sales muera (materia prima). Además, las propiedades químicas presentes en el suelo y su buena hidrología -más de 600 metros de sedimento de profundidad- garantizan un proyecto de extracción de largo plazo.

En materia de litio Jujuy cuenta en Susques, también, con una planta piloto dentro del proyecto Litio Salar Cauchari operada por una sociedad público-privada integrada por las firmas: Posco (Corea del Sur), Minera Exar (Canadiense) asociada con la japonesa Mitusubishi Materiales Corp., y JEMSE. Este proyecto significó una inversión de más deU$S 60 millones y se espera que en el transcurso de este semestre se realice la construcción de la planta comercial que implicará una inversión global de 220 millones de dólares.

La alta demanda en el mercado mundial, en los últimos años alcanzó las 165.000 toneladas, es el motor de estos proyectos mineros. Se estima que Jujuy -una vez que produzca a plena capacidad- cubrirá más del 10% del suministro a nivel global, convirtiendo a la provincia en un importante actor comercial internacional.

Desde la industria automovilística hasta la electrónica, el litio se convirtió en el metal más estratégico y debatido del momento. Aunque la demanda elevó los precios internacionales, la relación entre el valor de la materia prima frente al producto industrializado es muy grande. Sus usos en la fabricación de los artículos electrónicos de mayor venta a nivel mundial como computadoras, teléfonos celulares y herramientas eléctricas lo trasforman en un insumo imprescindible.

En un contexto de necesidad global de reducir emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia en el uso de combustibles fósiles se estima que en el futuro la demanda esté estrechamente vinculada a la producción de baterías para vehículos de propulsión eléctrica. Argentina sería competitiva a nivel mundial, hoy lo más caro del auto eléctrico es la batería y los únicos que las fabrican son Estados Unidos y algunos países de Europa.

Hay que entender que el mundo va hacia los automóviles híbridos y eléctricos. Por eso sería deseable negociar con las automotrices una vez que la planta de baterías de litios ya se encuentre instalada y en funcionamiento”, sostuvo el director de Y-TEC, Gustavo Bianchi.

El carbonato de litio se obtiene tras un proceso de bombeo de extracción de sal muera, luego se trasladada a un sistema de piletas y, posteriormente, se mezcla en una planta de cal con el objeto de remover el magnesio, para finalmente llevarlo a una planta donde con una reacción liquida con carbonato de sodio se adquiere el deseado metal blando.

Argentina, Chile y Bolivia conforman el triángulo geológico con la reserva de litio limpio más importante del mundo: ostentan el 85% de materia prima para la producción de carbonato de litio del planeta.

Con el fin de agregar valor a la cadena productiva se puso en marcha la creación delCentro Científico, Tecnológico y de Innovación Productiva sobre Litio, instalado en la ciudad de Palpalá, que permitirá la industrialización del mineral, en especial en laproducción de distintos tipos de baterías.

Estamos fomentando la extracción y purificación del cloruro de litio. Ya tenemos unabatería fabricada con una potencia mayor que las que se comercializan en el mercado”, manifestó Bianchi.

La construcción y posterior administración del centro que tiene como objetivo el mayor aprovechamiento de las salmueras para obtención de otras alternativas comercializables está a cargo del Conicet, YPF e Y-TEC y se encontrará finalizado este año.

La demanda de litio está en alza y con una clara posibilidad de que los precios aumenten drásticamente en el futuro. Jujuy se prepara para aprovechar la oportunidad.

Previous Las obras que financia Turismo de la Nación en Jujuy
Next “EL CONCURSO PÚBLICO GARANTIZA MAYOR INDEPENDENCIA, IDONEIDAD Y TRANSPARENCIA EN LA JUSTICIA”