Atanor proyecta la venta de sus ingenios azucareros


 

Son los ingenios tucumanos Concepción y Marapa, por un monto de U$S 200 millones.

 

Atanor SA, el productor argentino de sustancias químicas, proyecta vender un par de ingeniosazucareros por unos U$S 200 millones en tanto se concentra en su negocio de protección de cultivos, y pone la mira en activos que podrían salir a la venta en una posible fusión Bayer AG-Monsanto Co., dijo su presidente.Atanor está liquidando dos ingenios en la provincia de Tucumán, pero sin una necesidad urgente de vender, dijo ayer en Buenos Aires el presidente, Marcelo Dumanjo. Uno de los ingenios argentinos que se venderán es Cía. Azucarera Concepción SA, que Atanor compró en 2005 por U$S 7 millones, además de asumir la deuda de U$S 60 millones. Albaugh LLC, de los Estados Unidos, es dueño de un 80% de Atanor, en tanto el resto es propiedad de Huapont Nutrichem de China, según consigna La Gaceta.

La compañía tiene en la Argentina el 10% de cuota de mercado de artículos vinculados a cultivos, como pesticidas, equivalente a U$S 2.500 millones.“El plan estratégico que tenemos consiste en concentrarnos en nuestra actividad esencial en el momento en que el precio del azúcar sube”, dijo Dumanjo, de 52 años. “Usaríamos el productode la venta para crecer orgánicamente en el negocio de la protección de cultivos y estar listos para las adquisiciones oportunistas que puedan surgir de un acuerdo Bayer-Monsanto”.

Desde abril de 2012, cuando asumió como presidente de Atanor, Dumanjo ha reducido la deuda de la empresa de unos U$S 200 millones a U$S 27 millones. La compañía con sede en BuenosAires había estado en default técnico con bancos como Crédit Suisse Group AG y Rabobank. Vender los ingenios aportaría efectivo para los objetivos de adquisición que probablemente deban ser vendidos por razones regulatorias para permitir la posible compra de Monsanto por Bayer, dijo Dumanjo.Atanor produce pesticidas como el glifosato para proteger los cultivos de soja además de pesticidas para los cultivos de maíz y trigo. Argentina es el tercer productor más grande desoja después de los Estados Unidos y Brasil, y el mayor exportador de harina y aceite de soja.

“En Argentina puede haber algunos objetivos menores después de las revisiones antimonopolio, pero sin duda el organismo antimonopolio brasileño exigirá desinversiones considerables ynos gustaría estar preparados”, dijo.

Atanor no descarta una salida a bolsa en los próximos años, dijo Dumajo. Pronostica que Argentina aumentará la superficie sembrada de maíz esta temporada hasta 5 millones de hectáreas (12,4 millones de acres) en comparación con 3,5 millones la temporada pasada, en tanto la superficie sojera se mantendrá estable en 20 millones de hectáreas.

MBA Lazard es la entidad financiera que asesora a Atanor en la venta de los ingenios azucareros. Atanor SA, el productor argentino de sustancias químicas, proyecta vender sus dos ingenios azucareros por unos U$S 200 millones en tanto se concentra en su negocio de protección de cultivos, y pone la mira en activos que podrían salir a la venta ante la fusión Bayer AG-Monsanto Co.

Según la agencia Bloomberg, Atanor está liquidando dos ingenios en Tucumán, pero sin una necesidad urgente de vender, dijo ayer en Buenos Aires el presidente de la compañía, Marcelo Dumanjo. Uno de los ingenios argentinos que se venderán es Cía. Azucarera Concepción SA, que Atanor compró en 2005 por U$S 7 millones, además de asumir la deuda de U$S 60 millones.

Albaugh LLC, de los Estados Unidos, es dueño de un 80% de Atanor, en tanto el resto es propiedad de Huapont Nutrichem de China. Atanor también es propietaria del ingenio Marapa, en Tucumán.

La compañía tiene en la Argentina el 10% de cuota de mercado de artículos vinculados a cultivos, como pesticidas, equivalente a U$S 2.500 millones.

“El plan estratégico que tenemos consiste en concentrarnos en nuestra actividad esencial en el momento en que el precio del azúcar sube”, dijo Dumanjo, de 52 años. “Usaríamos el productode la venta para crecer orgánicamente en el negocio de la protección de cultivos y estar listos para las adquisiciones oportunistas que puedan surgir del acuerdo Bayer-Monsanto”.

Desde abril de 2012, cuando asumió como presidente de Atanor, Dumanjo ha reducido la deuda de la empresa de unos U$S 200 millones a U$S 27 millones. La compañía con sede en BuenosAires había estado en default técnico con bancos como Crédit Suisse Group AG y Rabobank. Vender los ingenios aportaría efectivo para los objetivos de adquisición que probablemente deban ser vendidos por razones regulatorias para permitir la posible compra de Monsanto por Bayer, dijo Dumanjo.

Atanor produce pesticidas como el glifosato para proteger los cultivos de soja además de pesticidas para los cultivos de maíz y trigo. Argentina es el tercer productor más grande desoja después de los Estados Unidos y Brasil, y el mayor exportador de harina y aceite de soja.

“En Argentina puede haber algunos objetivos menores después de las revisiones antimonopolio, pero sin duda el organismo antimonopolio brasileño exigirá desinversiones considerables ynos gustaría estar preparados”, dijo.

Atanor no descarta una salida a bolsa en los próximos años, dijo Dumajo. Pronostica que Argentina aumentará la superficie sembrada de maíz esta temporada hasta 5 millones de hectáreas (12,4 millones de acres) en comparación con 3,5 millones la temporada pasada, en tanto la superficie sojera se mantendrá estable en 20 millones de hectáreas.
MBA Lazard es la entidad financiera que asesora a Atanor en la venta de los ingenios azucareros.

 

 

 

Previous Una joven demandó a sus padres por publicar fotos suyas en Facebook durante su infancia
Next Clinton y Trump: la campaña más pareja y menos pensada