El misil que derribó el vuelo MH17 «llegó desde Rusia» Además, el misil y la lanzadera fueron transportados desde Rusia


 

 

RUSIA (Reuters) – Los expertos internacionales que investigan el derribo del vuelo MH17 en el este de Ucrania, han concluido que el misil que derribó el avión fue lanzado desde territorio controlado por rebeldes prorrusos. Los 298 pasajeros que iban a bordo del vuelo de Malaysia Airlines entre Ámsterdam y Kuala Lumpur murieron al partirse el avión en pleno vuelo el 17 de julio de 2014.

Al hacer públicos los resultados preliminares de sus investigaciones este miércoles, el equipo también dijo que el misil y la lanzadera fueron transportados desde Rusia y posteriormente volvieron a territorio de la Federación.

«En base a nuestra investigación criminal, hemos concluido que el vuelo MH17 fue derribado por un misil Buk de la serie 9M83 que llegó desde Rusia», afirmó el investigador policial jefe de Holanda, Wilbert Paulissen. El equipo es liderado por Holanda pero cuenta con miembros de Australia, Bélgica, Malasia y Ucrania.

Los investigadores han analizado conversaciones telefónicas, fotos, material de video y otras pruebas para llegar a una conclusión sobre las causas del incidente.

Negativa rebelde

La intención de la investigación es preparar el terreno para un posterior juicio criminal, pero no identificó posibles culpables. Los investigadores publicaron algunas de las llamadas interceptadas y dijeron que «muchos» testigos vieron cómo la lanzadera llegaba a Ucrania procedente de territorio ruso. También identificaron el lugar de su lanzamiento como un campo ubicado cerca de la aldea de Pervomaiskiy.

Los rebeldes separatistas, que durante esos días se enfrentaban militarmente contra el gobierno de Ucrania, han negado su participación los hechos. «Nunca hemos tenido estos sistemas de defensa aérea, ni la gente para operarlos», declaró Eduard Basurin, vicecomandante operativo militar de la rebelde República Popular de Donetsk, a la agencia Interfax.

A principios de esta semana, Rusia afirmó poseer datos de radar que mostraban que el misil no se había lanzado desde territorio rebelde, pero los investigadores dijeron no haber tenido acceso a esos datos.

Investigación previa

Una investigación previa, liderada por el Consejo de Seguridad de Holanda ya había demostrado que fue un misil el que causó el incidente. Pero no estableció la responsabilidad sobre su lanzamiento, salvo que se trató de un misil de la serie 9M38, «como los instalados en los sistemas de misiles tierra-aire BUK», de fabricación rusa.

Los rebeldes prorrusos habían sido responsabilizados por Ucrania y por los países occidentales por el derribo del avión el 17 de julio de 2014. Rusia también ha negado las acusaciones.

Previous Nicolás Maduro espera mejorar relación con EEUU tras encuentro con Secretario de Estado Actualmente los países no tienen embajadores oficiales entre sí
Next La broma de Hillary a Trump que es furor en Twitter La candidata demócrata subió un tuit y le pegó al candidato multimillonario en lo que se conoce su punto más fuerte