Extreman las medidas de contención psicológica para policías


Dos casos generaron conmoción durante el fin de semana: un efectivo mató a su pareja y luego se suicidó. Un día después, otro uniformado tomó de rehén a su pareja y al hijo de ambos, de 3 años, tras regresar a casa de trabajar y encontrarla con otras personas en estado de ebriedad. El ministro de seguridad manifestó preocupación por los hechos.

 

 

 
El ministro de Seguridad de la provincia Ekel Meyer sostuvo que se trabaja en brindar mayor contención a los efectivos de la fuerza.

Dos alarmantes casos vividos el fin de semana llamaron poderosamente la atención respecto a la presión a la que se encuentran sometidos los efectivos policiales durante su labor diaria: el primero es sobre un cabo de la Policía jujeña y su concubina quienes fueron encontrados muertos en una vivienda del Barrio Coronel Arias. Se investiga si el hombre se ahorcó tras asesinar a la mujer de un balazo en la cabeza.

El segundo hecho ocurrió en el barrio Alto Comedero; donde un efectivo habría discutido con su mujer durante la mañana, al encontrarla en estado de ebriedad junto a otras personas en su domicilio. Tras una crisis, uso su arma reglamentaria para mantenerla cautiva, junto a su hijo de tres años.

Consultado al respecto, el ministro Meyer lamentó ambas situaciones pero destacó la tarea que viene desempeñando la Dirección de Bienestar policial creada en esta gestión y que justamente tiene como objetivo dar el acompañamiento necesario a los integrantes de dicha fuerza.

«Hay situaciones extremas, situaciones de riesgo dentro de la policía, de requerimientos psicológicos altos, por eso creamos la Dirección de Bienestar Policial que la lleva adelante un comisario y un psicólogo comisario. Tratamos de dar contención a la familia policial en todo sentido», manifestó.
En ese sentido, indicó que, en este último examen de ingreso a la policía, se hicieron controles mucho más rigurosos para lo cual se contrató un cuerpo de psicólogos abocado exclusivamente a esa tarea.

«Cuando es requerido o se recomienda, reciben la atención terapéutica necesaria. Por eso se ha incrementado el número de psicólogos en la fuerza», afirmó.

El titular de la cartera de Seguridad, reconoció que hay un importante número de efectivos policiales de licencia por carpeta medica por cuestiones diversas vinculadas a su salud física y psicológica pero que la meta es reducir lo más posible ese número para tener más efectivos en las calles.

Previous Los 47 diputados y senadores que admitieron no tener título universitario
Next ¿Cómo y en qué se gastaron los recursos del Ente Autárquico Permanente? Ponce deberá responder