La CGT advierte que «es imperativo el bono para todos», pero dice que se puede pagar en cuotas


Así lo aseguró Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato de la central obrera. Reconoció que «será un esfuerzo, pero todos estamos viendo de realizarlo». Además, calculó que el plus salarial acordado entre sindicatos, empresarios y Gobierno volcará unos $20.000 millones al consumo

 

 

 

Uno de los tres jefes de la CGT, Héctor Daer, afirmó que «algunos quieren desfigurar» el bono de fin de año acordado el miércoles entre Gobierno, empresas y sindicatos, pero advirtió que es «imperativo para todos».

«Un almacenero no va a tener problemas en darle $2.000 a quien trabaja en su local. Será un esfuerzo, puede ser un esfuerzo, pero todos estamos viendo de realizarlo, porque si no, sería incomprensible estar en esta instancia», enfatizó.

Según Daer, «quien tenga dificultades tendrá que ver cómo articula la forma de pago, pero esto es imperativo para todos».

En diálogo con radio Mitre, señaló que con el acuerdo del miércoles pasado «generamos un derecho, reconocido por los sectores empresariales más importantes del país, los más representativos, el Estado, el Gobierno y la CGT».

«Lo que hay que hacer es poner sobre la mesa este acuerdo, ver cómo se articula, si se va a pagar en una cuota, si se paga el primero, el 15 o en noviembre», añadió.

En esa línea, el dirigente del gremio de la Sanidad señaló que «las organizaciones que ven que su actividad generó más ganancias, pueden ir por una suma arriba. Comercio, que le venían ofreciendo 14%, esos $2.000 los transformaron en un 5% más que va al básico del Convenio Colectivo en la paritaria del segundo semestre».

«La readecuación queda a criterio de las organizaciones, pero este bono es para todos los trabajadores. El bono tiene que estar presente, hay un momento crítico y todos tenemos que tener responsabilidad. Puede paliar en cierta medida, porque es un paliativo, este bache en el fin de año y genera una ayuda en los ingresos para recomponer la pérdida de ingresos», expresó.

Además, se volcarían al consumo «$20.000 millones, entre este bono y lo de jubilados y la asignación universal. Esto también va a ayudar a poner en marcha la economía y va a favorecer el empleo, porque si la economía sigue en caída, el empleo va a seguir cayendo», consideró.

El entendimiento en torno al bono se logró en el marco de la primera Mesa de Diálogo Social, realizada el miércoles pasado.

Previous Amnistía denuncia falta de compromiso en la privacidad de Snapchat y Skype
Next Estacioneros anticipan posible subas en precios de naftas para noviembre