Condenan a los sospechosos del doble atentado en Egipto


Los ataques contra las iglesias de Tanta y Alejandría fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico

 

 

EGIPTO (Télam) ─ A una semana de los sangrientos atentados contra dos iglesias coptas en Egipto, que dejaron 46 muertos y más de centenar un centenar de heridos, la Fiscalía General ordenó este domingo la prisión preventiva por 15 días para tres sospechosos de haber participado en los ataques en las ciudades de Tanta y Alejandría.

Los sospechosos Salama Wahbalah Abas Ibrahim, Abdulrahman Hasan Ahmed Mubarak y Ali Shahat Husein Mohamed Shihata fueron acusados de numerosos cargos, entre ellos, la pertenencia a un grupo ilegal, el derramamiento de la sangre de los cristianos, asesinato y daño a la unidad nacional y a la paz social, según informó la agencia de noticias EFE.

Los atentados del domingo pasado contra dos catedrales en el norte de Egipto fueron reivindicados en el mismo día por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), quien asumió la autoría y aseguró que fueron cometidos por dos «terroristas suicidas» que se inmolaron en el interior del templo de Tanta y en el exterior del de Alejandría.

El 11 de diciembre pasado, el EI reivindicó un atentado suicida contra la iglesia de San Pedro, ubicada junto a la catedral copta de El Cairo, donde fallecieron una treintena de fieles, la mayoría mujeres y niñas. El primer ataque se produjo dentro de una iglesia cristiana copta en la ciudad egipcia de Tanta, donde el saldo parcial de víctimas ascendía a 22 personas muertas y 41 heridos, según información oficial. La explosión sorprendió a los fieles dentro del templo de Mar Guergues (San Jorge, en árabe) que participaban de las celebraciones del Domingo de Ramos, que marca el comienzo de la Semana Santa.

El vocero del ministerio de Sanidad, Jaled Mugahed, declaró a la televisión estatal egipcia, que los hospitales de Tanta recibieron hasta el momento 21 cadáveres, y 59 heridos, mientras que el primer ministro egipcio, Sherif Ismael, condenó lo ocurrido y mostró la determinación del gobierno de acabar con el extremismo en el país. «Se trata de un acto terrorista impío, pero erradicaremos el terrorismo de Egipto y tenemos la determinación para acabar con los grupos terroristas», dijo el primer ministro.

Poco después, otro atentado contra la catedral de San Marcos, en la ciudad costera de Alejandría, causó la muerte a otras 11 personas y heridas a 33, según indicó el Ministerio de Sanidad egipcio en un comunicado. Por su parte, el Estado Islámico asumió la autoría de los ataques, que se producen 20 días antes de la visita del papa Francisco, que tiene previsto desplazarse a Egipto los próximos 28 y 29 de abril en su primer viaje a Medio Oriente.

Horas después del ataque, cientos de personas se concentraron frente al templo atacado en Tanta, para mostrar su solidaridad con las víctimas del atentado. Ashraf Ramzi, un cristiano de 26 años, contó que él y su padre se salvaron gracias a un pilar de la iglesia que detuvo la onda expansiva de la explosión que, según Ramzi, ocurrió en las primeras filas de la iglesia, donde se sientan los hombres y cerca de las bancadas de los diáconos. Además, relató que la sala de oración estaba repleta y que en cada banco había sentadas al menos 7 personas, y asegura que vio medio centenar de cadáveres.

Previous Horóscopo de hoy lunes 17 de abril de 2017
Next Otro atentado suicida deja más de 100 muertos en Siria