El contador Juan Ljungberg opinó sobre la situación económica de la provincia y consideró que para encaminar el rumbo es necesaria una revisión de gastos por parte del Estado. Además hizo mención a los datos recientemente publicados por el INDEC.

 

 

 

El economista consideró que para obtener mejoras y elevar la eficiencia en la provincia es necesario tener en cuenta dos aspectos esenciales: una reforma impositiva y una revisión de los gastos del Estado.

En los últimos 30 años ha crecido desmedidamente el gasto público. Jujuy tiene 85 mil empleados públicos, más del doble que tendría que tener, que son entre 36 o 40mil como máximo”, señaló Jlungberg.

A pesar del elevado número de empleados públicos, el especialista nota fallas estructurales en la atención por parte de escuelas y hospitales y en el mantenimiento del espacio público con plazas descuidadas, calles sucias o rotas, edificios mal mantenidas, etcétera; por lo que no se justifica tener el doble de las personas recomendadas.

Jujuy sobrevive por los aportes de Nación, si no toma cartas serias en el asunto tampoco va a tener una solución”, indicó.

Respecto al informe del índice inflacionario expuesto por el INDEC durante la jornada, el contador recalcó que es un nuevo índice, más completo, porque toma relevamiento de precios de todo el país. Antes con IPC sólo se tomaba capital federal y gran Bs. As. Esto da una idea mucho más certera del incremento de precios.

La marca indica una suba del 1,2%, ante ello Jlungberg expresó que “estamos viviendo las consecuencias de seis o siete años de inflación elevada, que se compensaba con incrementos de sueldo. Eso es algo mantenible durante un tiempo, pero a largo plazo no es sostenible. Estamos volviendo a la realidad”.