El jefe de los espías tiene $ 126 millones; la ministra de Desarrollo Social se compró una casa de $17 millones.

 

 

 

 

Un informe del diario La Nación muestra que el jefe de los espías es el funcionario con más bienes del Gabinete. El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas , declaró bienes por $126 millones en 2016, un 10% más que el año pasado.

Más allá de los montos, es llamativo que algunos funcionarios duplicaran en solo un año los bienes, como es el caso de la titular de la Oficina Anticorrupción.

El siguiente gráfico muestra claramente cómo evolucionaron los bienes de los funcionarios en solo un año de gestión, según las mismas declaraciones juradas a las que tuvo acceso el medio:

1

1

1

 

 

Incrementos

Fueron cambios significativos en el primer año de gestión. Carolina Stanley y Silvia Majdalani fueron las funcionarias que declararon la mayor variación patrimonial en 2016, según las primeras declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Anticorrupción.

La ministra de Desarrollo Social informó bienes por $ 19 millones, un 345% de suba con respecto al año pasado. El aumento patrimonial se explica porque la funcionaria compró un departamento de 400 m2 en la Ciudad valuado en $17 millones. ¿Cuál fue el origen de los fondos? La funcionaria vendió un departamento que había cotizado en $1 millón, “ingresos propios” y una donación, según consta en su declaración jurada.

“Pagó el 60% de la nueva casa con con la venta de su departamento, pero también tenía ahorros y recibió un regalo del padre”, explicaron desde su entorno ante la consulta deLA NACION. La ministra declaró también una camioneta Audi Q5 modelo 2013 valuada en $600.000 y depósitos bancarios en el país por $1.5 millones.

Majdalani declaró bienes por $ 17 millones, una suba del 200% en comparación con 2016. La “Señora 8” de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sinceró las valuaciones de sus inmuebles al cumplir con una nueva reglamentación de la AFIP. Había declarado el año pasado su casa de veraneo de 600 m2 en Uruguay por $ 200.000, pero este año la funcionaria reconoció que su valor es de $ 9,5 millones.

Desde el entorno de Majdalani explicaron a este medioque la variación se dio por un cambio en la reglamentación de la AFIP. “En 2015 se debían declarar los valores de tasación que figuraba en la escritura de compra, ahora la entidad fiscal exige informar el valor de mercado actual”, señalaron.

Majdalani apostó a los negocios inmobiliarios en Uruguay en los últimos años. En ese país declara otros tres lotes de 4000, 3000 y 1000 metros cuadrados. El último fue adquirido en su primer año de gestión. La funcionaria, además, heredó “joyas y obras de arte” por $1,1 millón. Tiene un departamento y una casa para alquilar en la Ciudad y declara el 50% una quinta en un club de campo en Pilar.

Actuales y ex ministros

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, registró un incremento del 50% en su patrimonio: cuando desembarcó en la Casa Rosada contaba $11 millones; en 2016, informó bienes por $17 millones. Su caja de ahorro en dólares se engrosó: pasó de $ 600.000 a $ 4,1 millones, por la venta de su consultora.

Frigerio invirtió en campos en la provincia de Entre Ríos, con lotes que suman casi 100 hectáreas. Tiene acciones en cinco empresas y un crédito de $1 millón con “Economía y Regiones”, la consultora que dejó al asumir como ministro para evitar conflictos de interés. También desembolsó $ 3,2 millones en un emprendimiento inmobiliario en la calle Arcos.

La ex canciller Susana Malcorra tiene casi todos sus bienes radicados en el exterior. La ex funcionaria declaró $16,4 millones; sólo $1 millón está depositado en la Argentina. El resto de su patrimonio está distribuido entre cuentas bancarias y fondos de inversión de Suiza, los Estados Unidos y España, lugares en los que trabajó en el pasado. Algunas de sus inversiones más significativas fueron confiadas a Franklin Templeton Investments y al banco Merrill Lynch.