En una entrevista con nuestro medio, el Director General de Higiene Urbana de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, Ricardo Soraide destacó la cantidad de desechos que se generan en el área de la capital y mencionó el tratamiento que se le da a los mismos, como también habló sobre las perspectivas que tiene acerca de la clasificación de los mismos en el marco de la aplicación de la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU).

En declaraciones al diario, Ricardo Soraide expresó que “respecto a la cantidad de basura recolectada debemos tener en cuenta que calculamos que una persona produce 1,5 kilogramos, por lo que hablamos que recolectamos entre 470 a 480 toneladas diarias, entre Alto Comedero, el Centro y la parte concesionaria, dividida en tres partes, y en fin de año pasamos las 500 toneladas por día”.

Indicó que los residuos “tiene un proceso, se recolecta todo junto aún y vamos en el camino de la selección de la basura. Tras la recolección se manda al Centro de Disposición Final de El Pongo a las celdas de depósito. Se entierra la basura y por supuesto hay una compactación de las capas”.

“Esto será así hasta que se ponga en funcionamiento la planta de reciclado y separaciones de GIRSU en Chanchillos”.

Acerca de los planes que existen en el tratamiento de los residuos, Soraide señaló “teniendo en cuenta la nueva concepción de una economía circular, que quiere decir un aprovechamiento de la basura, se está planificando este proceso como lo dijo la Ministra, y el Intendente nos pidió que veamos este proceso que está relacionado a la concientización camino a la separación de los residuos”.

Respecto a la obtención de gas metano desde los residuos, sostuvo que “esa es la idea, el tema es el volumen. Se realizó un curso en el CEAMSE y realmente están muy adelantados, obtienen líquidos que salen de la basura y los están a punto de potabilizar, también obtienen energía pero de los grandes volúmenes que se mueven ahí, entran mil camiones por día en ese depósito”.

“Estamos camino a eso, por eso se está regionalizando la recolección, no solo será San Salvador en Chanchillos, estará Perico, Palpalá y otras localidades, para que el volumen sea el justificable de una futura inversión”.

En relación a la cantidad y tratamiento de los residuos patógenos, el Director General de Higiene Urbana explicó “hoy por hoy es enterrado con el tratamiento básico que tiene que ver con el relleno sanitario que se hace con cal, los pliegos dicen eso, más adelante está previsto el horno incinerador, está a cargo de la parte concesionaria”.

“Se recolectan 20 toneladas semanales y cubre todo lo que es la provincia, el municipio no está a cargo de eso sino del control. No tuvimos novedades, llevamos el control pero hay algunos que no denuncian cuando abren un consultorio y estamos llevando un control de eso, un seguimiento”.

Acerca del rol de los vecinos en la gestión de los residuos, Soraide comentó “culturalmente es muy difícil, hay muchas costumbres arraigadas con el uso y la mal uso, con el depósito, con el ‘yo no me hago cargo de mi basura’, por eso tenemos que arrancar con una fuerte campaña que tiene que ver con la responsabilidad del vecino y con la separación. La parte privada hizo una prueba en Ciudad de Nieva y chocamos con la realidad, no teníamos que hacer con las separaciones, esperamos que Chanchillos nos de esa respuesta”.

“El rol del vecino es muy  importante, va tomando responsabilidad y conciencia de lo que tiene que ver con la basura, y nosotros porque debíamos prestar el servicio que no se garantizaba por los paros, pero hoy tenemos un parque automotor ordenado y se garantiza el servicio”.

“Antes el vecino sacaba la basura con tal de no tener que hacerse cargo, para que luego se haga cargo el Estado o el vecino, pero hoy por hoy vemos el compromiso del vecino”.

Para finalizar, el Director de Higiene Urbana se refirió a una problemática que tuvo durante años nuestra capital: los microbasurales barriales. “Se han reducido bastante los microbasurales de las esquinas. Había 140 censados, y en estos momentos 90 ya fueron sacados de circulación por un trabajo de control, de concientización, por nuestros inspectores quienes realizaron las notificaciones, multas, y las cartelerías que usamos”.

“Tuvimos muchos avances con eso, ya no contamos con 90 microbasurales, aunque aún en las orillas, en la periferia la gente sigue tirando, también le preocupaba al intendente que gente de autos de alta gama hacían esto sin medir las consecuencias, pero estamos trabajando en esto”.