Una alumna de 13 años de edad recibió un diploma tan ofensivo que el caso se hizo público

 

 

 

ESTADOS UNIDOS (Redacción) –  Una alumna de 13 años de edad de una escuela de Houston, Texas, recibió un diploma tan ofensivo que el caso se hizo público en ese país. Al finalizar el ciclo escolar primario, Lizeth Villanueva obtuvo el título donde se la reconocía como Most likely to become a terrorist (la alumna con más posibilidades de convertirse en terrorista). Todo esto con el aval de su maestra.

Cuando la pequeña llevó el diploma a su casa y sus padres lo vieron, decidieron realizar de inmediato la denuncia y usaron a la prensa local como medio de comunicación. Las disculpas de la institución llegaron, no mediante un comunicado personal, sino a través de un mensaje en Twitter.

La niña dice que su maestra le “destrozó el alma” con el diploma

 

 

 

Lizeth, que acaba de finalizar el séptimo grado, sigue impactada por lo que le tocó vivir delante de sus compañeros. “La maestra repartía los diplomas, que son felicitaciones, y dijo ‘la más probable en convertirse en terrorista’, y después anunció mi nombre y me dio el pergamino. No era un chiste. Me destrozó el alma”. La docente que firmó el diploma es la encargada de un programa de aprendizaje avanzado que prepara a los chicos para la universidad.

3

 

 

Eric Lathan, director de la escuela Anthony Aguirre Junior High, donde se produjo el caso de racismo, aseguró que la ceremonia de entrega era falsa o una broma y pidió disculpas por los incidentes en esa respuesta a través de Twitter: “La administración de Aguirre quiere disculparse por los insensibles y ofensivos premios falsos que les dieron a nuestros alumnos en una ceremonia. Como director quiero asegurar a todos los padres y miembros de la comunidad, que esos premios no representan la visión, misión y fines educativos de Aguirre. Iniciaremos una investigación”.

Los padres de Lizeth quieren otra respuesta que sea oficial y que incluya como mínimo el despido de la maestra. “Que una persona adulta, con cargo y al frente de un grupo de niños avale con su firma un premio que en realidad estigmatiza y ofende a una niña hispana es muy grave. Más en épocas que el mundo está viviendo una realidad muy dolorosa con el terrorismo”, señala la madre.

El problema para la maestra y el colegio, es que otra alumna hispana recibió el diploma que la premiaba como la alumna “Con mayor facilidad de mezclarse con gente blanca”, y un alumno originario de Guatemala recibió su diploma que le auguraba: “El que tiene más probabilidades de ser un sintecho en Guatemala”.

Lizeth y sus compañeros dicen que los diplomas no eran una broma. Ninguno de los alumnos no hispanos recibió un diploma ofensivo, y cuando fue el turno de ellos tres para recibirlos, la maestra se rió a carcajadas al entregárselos. Los padres de los tres chicos hispanos esperan ahora que el colegio les dé una respuesta.