Una encuesta realizada en los últimos días arroja los primeros números de intensión de votos en la ciudad de Monterrico. El oficialismo preocupado, el nilsismo no sube y un renovador se queda en la punta.

 

 

 

Si las eleciones fueran ahora, las ganaría un renovador aunque no con las diferencias que pretende el sector del Frente Renovador.  Los números dejan un final abierto y abren, en otros aspectos interrogante del voto independiente.

La campaña electoral en la ciudad de Monterrico toma rumbo con la apretada agenda que llevan los distintos candidatos a concejales que buscan imponerse en la sociedad a toda costa.

Mientras gran parte de la ciudadania está pendiente o perturbada por la campaña de los candidatos, una encuestadora dio a conocer su primer análisis sobre la intensión de voto del ciudadano monterricense.

Dicho estudio, si lo que refleja es fiel a los que piensan los monterriqueños, debería preocupar al oficialismo  del Intendente Carlos Ibarra quien tuvo que ponerse la campaña al hombro.

La encuesta fue realizada sobre un total de 1200 electores, un 27 por ciento apoyaría al abogado Luciano Moreira quien venia marcado la cancha desde el 2015.

En segundo lugar aparece el candidato del Frente Justicialista, Alejandro Cayón con el 21 por ciento, quien puso a todo el arco nilsista a trabajar.

Mientras que en tercer lugar estaría el candidato del oficialismo, el camionero Cristian Ibarra con el 17 por ciento. En cuarto lugar, aparece el “Pollo” Dolsan con el 7 por ciento  con una colectora de cambiemos.

El quinto lugar  seria para la candidata del Pro la joven profesional Itati Artunduaga que logra el 5% del electorado en intensión de voto.

En sexto lugar con un 4 por ciento está Juan Arias el joven que busca incursionar en la política y quien puso en aprietos a su hermano el reconocido Bruno Arias.

El séptimo lugar con el 0.9 por ciento y muy por debajo se encuentra Raquel Vaca la candidata del Frente de Izquierda de los Trabajadores de quien muy poco se conoce.

Para completar el mapa de la encuesta un 18 por ciento de la población prefiere no contestar, lo que  comúnmente  se le llama el independiente, voto que podría definir las eleciones generales del 22 de octubre.

Finalmente, hay que aclarar que las encuestas sirven sólo para evaluar la marcha de la campaña y para nada pueden interferir en la decisión que los habitantes que esta bendita tierra tomara el próximo 22 de octubre en el momento de mayor político que un vecino puede tener, gracias a la democracia.