El candidato a concejal por el Frente Renovador en Monterrico se lanzó con todo y denunció la supuesta sociedad que existe entre el Intendente Ibarra y el diputado Ortega.

 

 

 

Luego de conseguir el liderazgo en las PASO, Moreira transita una campaña recorriendo barrios y hablando sobre propuestas que quiere llevar al Concejo pero no se olvida de sus rivales.

El líder del Frente Renovador en Monterrico habló y le tiró flores a la mesa renovadora provincial por la confianza brindada en su candidatura.

“Monterrico es el bastión del Peronismo Renovador” apuntó en el inicio de la entrevista que se concretó en su estudio jurídico en donde atiende a los vecinos de la ciudad.

– ¿Porqué quiere volver al Concejo Deliberante?

-En realidad no es una aspiración a la banca de concejal, nosotros entendemos que estó es el trampolín de un sueño que no hemos abandonado en 2015.

-¿Entonces?

-Indudablemente que eso no nos le quita el sueño de llegar al concejo, simplemente entendemos que no podemos perder el caudal de votos del 2015.

-La gente nos ha dado un guiño y ampliamente hemos ganado en las PASO y es por eso que entendemos que con el consenso que tenemos y habiéndonos quedado con el Frente Renovador entendíamos que era necesario revalidar esa cantidad de votos.

-¿Va por la Intendencia en 2019?

-La comunidad sabe de las aptitudes del equipo que trabaja con Moreira 2017 y en el 2019 tendremos muchas cosas que contar, que hicimos estando en política.

-Es un espacio político nuevo, con una forma de hacer política y bueno logrando la banca de concejal de nuevo tenemos una gran aspiración que es la Intendencia.

-¿Hay quienes dicen que tiene la autoestima muy alta?

-No creo que sea tan así. Es la primera vez, después de 20 años que el pierde acompaña entendimos que Silvia López y los demás candidatos que participaron de la interna nunca los tratamos como perdedores.

-Son compañeros con los que tuvimos diferentes ideas, decidimos llevarlas a las urnas y se respetaron cosa que no ocurría años antes, en ese entonces el que perdía salía por aparte a pelear el espacio.

-Una vez que se conoció el resultado hubo una concientización, se vieron los números y por eso se que se armó una lista única.

-¿Cuales son las expectativas dos semanas de las elecciones?

-Tenemos mucha confianza por el trabajo que hicimos, después las urnas dirán si se puede perder o se puede ganar.

-Lo que si tengo la tranquilidad de que no voy a ganar una elección con 20 días de trabajo, el trabajo está hecho, así que esperamos que aparezcan los resultados que avalen ese trabajo.

-Se intentó polarizar la elección. ¿Cómo se sale de esto?

-Muy sencillo, no entro a ese tipo de discusión, porque entiendo que la polarización tuvo que ver una época en donde solo existían dos fuerzas, cuando nosotros en 2015 nos llevamos la banca yo me pregunto ¿dónde está la polarización? y si vuelve a darse me voy a volver a preguntar.

-¿Sirvió de algo la supuesta polarización?

-La polarización solo era posible cuando existían dos fuerzas, cuando nosotros vamos a pelear un espacio político cuando terminamos ganando como conducción ahora y surge esta fuerza política que se consolida con una cantidad de votos importantes.

-Hay muchas cosas que hicimos  sin ser Intendente y en esto también la gente lo sabe.

-El gobierno anterior ya tuvo su oportunidad. ¿Usted cree que la desperdicio?

-Hay gente que gobernó Monterrico por menos de lo que hizo Moreira, entonces creemos que nos meremos una oportunidad.

-Tenemos un proyecto que viene desde hace años que va pidiendo cancha y hoy vamos a ir al 22 de octubre con tres frentes bien diferenciado donde obviamente más allá de los partidos políticos pongamos Monterrico por sobre todas las cosa.

¿En que se diferencia de los demás candidatos?

-Me parece que la preparación es un requisito excluyente digamos para hacer política, teniendo en cuenta de que aquí se administra el bien público y las cosas de todos, no cualquiera puede administrar las cosas de todos y por eso hay que prepararse pero la diferencia es algo que la gente viene reclamando de la clase dirigente.

-Pero la diferencia nuestra es que nosotros representamos la continuidad de un trabajo y creo que esto es lo que está exigiendo la gente de los políticos.

-En 2015 usted perdió. ¿Igual siguió trabajando?

-Claro, una semana despúes ya estabamos realizando lo que hicimos siempre: copa de leche, escuela de fútbol, RCP, trajimos el SAME, nunca abandonamos el sueño, porque si yo no hubiese tenido el sueño de ser Intendente no hubiese continuado.

-En las redes sociales, el hijo del ex intendente le dijo al candidato Ibarra que no sabía leer ni escribir. ¿Usted que opinión tiene?

-No, yo no entro a esas cuestiones y te diré porque,  me parece que se tiene que hacer cargo el que las dijo.

¿Un título puede darte tanto derecho?

-En lo personal no lo hubiera dicho porque la condición de un título universitario no define la capacidad de una persona, aquí hubo Gobiernos que han gobernado y no tenían ni la secundaria.

-Me parece que pasa por otro lado, obviamente que el vecino aspira que los candidatos que lleguen este preparados ,pero me parece que no pasa por un título sino por  por la experiencia, aunque a veces con tener buenas intenciones y ser bueno no te alcanza.

-Hay quienes dicen que hay una sociedad entre Ibarra y Ortega. ¿Usted que piensa?

-Bueno hay gestos que ellos han tenido el año pasado que confirma eso,  lo está diciendo la gente, yo en lo personal como dirigente los gestos que ellos han tenido el año pasado se dieron la mano en todo y hoy se pegan en todo obviamente parece que han dejado de ser serios.

-Esa también es la diferencia entre ellos y alguien que va a proponer, yo hace un año y medio que perdí las elecciones y voy a la radio a contar lo que estoy haciendo y no le voy a cortar las costillas a nadie, este es un ambiente muy delicado donde indudablemente todos tenemos un pasado, con lo cual entrar al tema de las banalidades lo único que hace es restar.