Un sondeo afirma que, ahora, la mayoría de los ingleses se opone al Brexit


CAMBIO DE OPINIÓN

 

Según el estudio publicado por The Independent, si se volviese a votar el referéndum, el 51% se opondría a la separación de Gran Bretaña y la Unión Europea

 

 

LONDRES (Redacción) – La decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea fue ampliamente comentada y cuestionada por todo el mundo. Sin embargo, un nuevo sondeo asegura que los británicos se estaría replanteando esta situación y que si se volviese a votar el referéndum, el 51% se opondría al denominado Brexit, según el estudio publicado por The Independent, un diario conocido por sus posiciones pro-UE.

El informa, difundido por el centro Bgm Research, destaca que si se volviese a votar el referéndum que puso en marcha el adiós a la Unión Europea, el 51% se pronunciaría a favor de seguir perteneciendo a Europa, frente a un 41% que votaría en cambio por la salida. De todas maneras, este estudio no modificó la postura de la premier, Theresa May, quien asegura que la separación de Bruselas será completada, pese a las posiciones de quienes -incluso en el «Tory», su partido- tratan de empujarla hacia una salida más blanda, o incluso una más dura.

Incluso, otras fuentes, como la influyente YouGov, confirman esta tendencia, hecho que al mismo tiempo no implica que los británicos quieran interrumpir el largo y complejo camino de salida de la UE. Es que los británicos «arrepentidos» no son pocos y cuanto «más se avanza» en la Brexit «más se dan cuenta del error cometido», comenta por ejemplo el presidente del Parlamento europeo, el italiano Antonio Tajani.

 

 

En ese sentido, el funcionario afirmó: «En el caso que los británicos quieran dar marcha atrás, todos los otros países de la UE deberían aceptarlo». Theresa May no quiere saber nada de eventuales retrocesos y, por el contrario, precisamente hoy domingo lanzó una nueva ofensiva mediática pro-Brexit en los medios domenicales más cercanos a su partido.

En tanto, según el Sunday Telegraph y el Sunday Express, su gobierno no se detendrá y tiene la intención de cerrar «un acuerdo ambicioso» con la UE.  Por su parte, el ministro de relaciones exteriores Boris Johnson, indicó una serie de líneas rojas marcadamente euro-escépticas para las negociaciones con Bruselas. En ese sentido, el funcionario dijo en una entrevista al Sunday Times que, tras el cierre de las negociaciones sobre el futuro comercio con el bloque europeo, Gran Bretaña no deberá convertirse en un estado «súbdito» de los europeos.

«Necesitamos algo nuevo y ambicioso, que nos permita contar con un comercio sin aranceles y fricciones, pero que al mismo tiempo nos de la libertad necesaria para decidir nuestro marco reglamentario y nuestras leyes», añadió. Ahora, el próximo martes habrá una reunión crucial del gobierno de May, en la cual se fijarán las orientaciones de fondo que Londres va a seguir en la próxima etapa de las tratativas con Bruselas.

Previous Consejo de Seguridad de la ONU debate la decisión de Trump sobre Jerusalén
Next "Hipocresía": la Iglesia cuestionó la visita de Evo Morales al Papa