ENTREVISTA DE EL INTRANSIGENTE

 

 

La única funcionaria trans del Gobierno habló de sus comienzos en la política. Discriminación en las fuerzas de seguridad, un cambio de paradigma y ‘la libertad de Cambiemos’

 

 

 

Mara Pérez Reynoso es la única funcionaria trans de la coalición oficialista Cambiemos y se desempeña como titular del Área No Discriminaciónperteneciente al Ministerio de Seguridad de la Nación. En exclusivo para El Intransigente, la funcionaria oficialista hizo un repaso de su vida y ofreció detalles de su llegada a la política y a la discriminación en las fuerzas de seguirdad. Además se refirió a su postura frente a la despenalización del aborto.

Reynoso, oriunda de la localidad Coronel Martínez de Hoz, recordó su infancia. “Trabajé en radio a los 12 años, vengo de una familia de orígenes muy humildes, trabajar para mí a esa edad era cuestión de supervivencia”, enfatizó y explicó que en ese marco es que tuvo sus primeros acercamientos a la política.

“Fue a partir de hacer entrevistas, recuerdo entrevistar a la diputada Elisa Carrió, quedé anonadada con ella, con ese mundo del derecho, de la política, eso me despertó el interés por este mundo y ahí  fue que empecé a involucrarme más y decidí quedarme en la política…a partir de los 18 años empecé a formar parte de un proyecto político”, señaló.

Pérez Reynoso explicó que integraba un área de diversidad y que trabajaba como asesora en el Poder Legislativo. “Ahí, con las temáticas a nivel nacional que estuvimos desarrollando fue que el Presidente (Mauricio Macri) y la ministro (Patricia Bullrich) me tuvieron en cuenta para el Área No Discriminación“.

Acto seguido, se refirió a cuáles son sus tareas: “Mi área tiene dos acciones, una es para la sociedad civil que es recibir un trato como corresponde por cada agente policial, que nos podamos sentir personas, sujetos de derecho, que seamos respetados por las fuerzas”. Y añadió: “Dentro del área, (el objetivo) es profesionalizar a las fuerzas, formar o crear agentes policiales capacitados con las legislaciones internacionales y nacionales, como por ejemplo la Ley de Identidad de Género“.

Siguiendo esa línea, explicó que cuando asumió no habían oficiales trans. “La única que había la echaron por la elección de género en la gestión de Nilda Garré”, explicó al tiempo que celebró que “hoy tenemos la primer oficial trans de Latinoamérica en la Policía Federal”. En ese sentido razonó: “Los hechos de discriminación estaban naturalizados en las fuerzas (pero ahora) está en proceso de incorporar naturalmente a la mujer como efectivo de las fuerzas. Está cambiando, con una Ministro con tanto poder ayuda que la brecha de desigualdad sea cada vez más pequeña”.

Y añadió: “Cuando asumimos teníamos muchos casos y denuncias por orientación sexual, otros credos, VIH pero principalmente por discriminación sexual, las fuerzas lo ven como una debilidad y este cambio de paradigma es el que estamos combatiendo, nos importa que sean buenos gendarmes, policías, prefecturianos y que no importe la condición sexual”.

En ese contexto, sostuvo: “Yo jamás sufrí discriminación porque he construido una imagen de fuerza y porque soy jefa -ríe Reynoso- siendo funcionaria no he recibido burlas. Pero en la sociedad siempre tomé con humor la discriminación, siempre tuve mi moral y autoestima donde tengo que tenerla y nunca me vi afectada por un hecho así, no quiero estar condicionada, es la personalidad que uno tiene que tener para estar dentro de las fuerzas. El resto de la sociedad o de las fuerzas no están acostumbrados a ver mujeres con personalidad…para las pioneras es difícil pero hay que tener entereza”.

Al ser consultada sobre el aborto se expresó “rotundamente en contra de la despenalización” aunque celebró el debate. “El Presidente ha demostrado con hechos y se puso sobre la mesa cuestiones que son problemas del país y siempre fueron relegados. También celebro la libertad de Cambiemos y la diversidad de opinión”. A continuación dio sus argumentos sobre su postura frente a la despenalización de la interrupción de embarazos no deseados.

“Por tres cuestiones me opongo. Estoy a favor de la vida, no sólo de la mujer sino de ambas, vale toda vida, el que está en contra ve una sola vida hábil para defender pero yo considero que ambas vidas valen y como Estado debemos protegerlas. En segundo lugar, el aborto se da cuando se tiene un embarazo no deseado y mi opinión es que debemos admitir que antes de llegar al aborto hay muchos pasos para evitarlo. Hay alternativas en donde el Estado debe estar presente en políticas públicas de salud, educación sexual, campañas de prevención, esto es una realidad de nuestro país. Lo que en definitiva es una falla que como Estado estamos teniendo…si hoy se aprueba la ley el mensaje que le damos a las nuevas mujeres es malo”.

Como tercer argumento, señaló que “hay personas que se benefician con la grieta y plantean esto en términos de credo, esta es la verdad…la discusión del aborto es ideológica. Soy católica, trans y muy lejana de la izquierda, yo comulgo. La Iglesia se toma mucho mejor que sectores de izquierda y progresistas que yo sea trans”, concluyó.