Estupenda celebración de los 25 años de vida de B° La Esperanza, la comunidad se volcó a la Plaza del barrio y disfruto de la inauguración del gimnasio y el espectáculo artístico que organizó Dirección de Cultura.

 

 

 

Perico vibró en los 25 años de vida del populoso barrio La Esperanza, Samuel Vargas y la estupenda comisión difrectiva que los acompaña al frente de este coloso de mas de 800 familias trabajaron codo a codo con la Municipalidad de la ciudad para poner en funciones un hermoso gimnasio a cielo abierto que alimentará el proposito de tener mejor salud, unirá a los vecinos y sociabilizará a los 8 barrios que estan alrededor de los elementos colocados estratégicamente en calle 25 de Mayo y Osvalado Pugliese. Hoy ir una hora a un gimnasio particular o privado significa, solicitar el turno, pagar la hora para el momento de gimnasia y tener la suerte de conseguir un turno para el momento que pueda ir la persona que necesita trabajar el cuerpo. Todos esos factores quedan de lado con la construcción de 10 gimnasios a cielo abierto como los hizo el municipio porque la población los tiene a disposición en cualquier horario sin pagar nada con la ayuda de profesores que el Programa Proteger deja en cada lugar para enseñar que ejercicios se pueden hacer en cada aparato. No se paga nada, eso hace que todos tengan la posibilidad de hacer ejercicios para una vida sana. El Intendente Rolando Ficoseco fué a Santa Fé, eligió los juegos que sirven a la población en todas las edades y compró 6 elementos de trabajo físico para 10 barrios con la idea fija de adquirir otros para los demás barrios. El Ing. Ficoseco tomó con mucha firmeza y la responsabilidad de siempre el compromiso que hizo con el Ministerio de Salud de trabajar para bajar los números de obesidad, sobre peso y otros problemas de salud. El padre Germán Macagno bendijo la obra y felicitó a los dirigentes, vecinos y autoridades municipales que en un momento económicamente tan duro donde trabajando con el Programa Proteger construyeron esta obra que vino para ayudar a la gente. Una multitud de vecinos de La Esperanza, 8 de Diciembre, San Expedito y otros rezaron en la bendición y aplaudieron el gimnasio que les hicieron.

 

 

Foto nota 2