El exjuez federal, Norberto Oyarbide, llegó este miércoles a Comodoro Py para declarar ante el juez de la causa de los cuadernos K, Claudio Bonadio. El exmagistrado, que renunció a su cargo para no enfrentar un juicio político, es mencionado por Oscar Centeno en sus escritos. Para la Justicia, Oyarbide habría recibido dinero a cambio de vender soluciones favorables a funcionarios kirchneristas.

Pasadas las 8.30, el exjuez se retiró de su departamento del barrio porteño de Recoleta para prestar declaración indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli. “Atención, no, no, no, así no hablo. Al que se porte mal, este garrotazo en la cabeza. Son medios loros ustedes, porque hablan todos juntos”, le dijo a los periodistas que lo aguardaban a la salida del edificio.

 

 

 

Al arribar a Tribunales, sostuvo: “Le vengo a poner el pecho a las balas”. Sin embargo, se negó a hacer más declaraciones ya que “la causa está en secreto de sumario”. “Las expectativas son las que tiene cualquier persona que viene a prestar una declaración indagatoria, que no es para nada feliz. Pero acá vengo a ponerle el pecho a las balas. Ojalá que me atienda Bonadio”, sostuvo.

Desde la semana pasada, Oyarbide se mostró dispuesto a declarar ante su excompañero Bonadio para demostrar su inocencia. “Quisiera ir a declarar ahora mismo al juzgado. Me siento con muchas expectativas y deseos de decir las cosas verdaderas. Además, quiero que se contraste lo que yo estoy diciendo con lo que tienen el juez Bonadio y el fiscal Stornelli”, dijo días atrás.

En otro día movido en Comodoro Py, además de Oyarbide, este miércoles se presentarán ante Bonadio el exsecretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, el empresario Raúl Vertúa y Carlos Alberto Rodríguez.

En la causa ya se encuentran detenidas 16 personas, aunque todavía permanece fugitivo el empresario Oscar Thomas, que tiene pedido de captura internacional. La ronda de citaciones finaliza el próximo 13 de agosto, con la declaración de la expresidenta Cristina Fernández.