La compra-venta de propiedades se frenó, al igual que los alquileres de casas y departamentos para uso familiar. El alquiler de locales comerciales es el sector más afectado, ya que en él también inciden costos en servicios y laborales.

 

 

 

Desde el sector inmobiliario de Jujuy se advirtió que en este contexto económico se complicó mucho la situación del mismo y aseguró que la compra-venta de inmuebles se paralizó.

 

 

En febrero de este año, un departamento céntrico de dos dormitorios se podía alquilar por unos 6.300 pesos mensuales.

Asimismo se señaló que las locaciones de viviendas familiares están difíciles de concretar, mientras que el peor panorama es el alquiler de locales comerciales, por lo que se están cerrando negocios al no poder afrontar este costo.

“La comercialización de inmuebles se ha parado un montón, un poco porque la gente no quiere tomar crédito a pesar de que están vigentes, porque no saben lo que va a pasar. Y por otro lado el oferente tampoco quiere vender porque tiene miedo de vender y luego de quedarse con la plata, si el dólar sube perder dinero, entonces están todos en un estado expectante”, afirmó Guillermo Bustamante, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Jujuy.

Si bien se dice que en Jujuy las propiedades están sobrevaluadas, Bustamante estimó que “es posible” en el sentido de algunos propietarios que pretenden “dolarizar” los precios de las propiedades y se les hace difícil venderlas. “Hay muchos propietarios que pretenden por su propiedad la misma cantidad de dólares que pretendían hace tres meses, y el mercado inmobiliario no acompaña al mercado financiero, no tienen nada que ver. No se puede pretender que una propiedad en tres meses suba el 70%, eso es irreal y eso hizo que se retraiga la venta”, afirmó.

Por otra parte, en torno a las locaciones de locales comerciales el panorama en Jujuy es complicado. Explicó que se están dejando de alquilar muchos debido a la baja del consumo que incide en el ingreso de los comerciantes, que no están pudiendo sostener los costos fijos y las altas tasas de los préstamos para pymes que hacen difícil que se financien. “Entonces muchos lamentablemente están cerrando sus puertas, porque no pueden mantener los costos”, afirmó Bustamante.

Respecto a las locaciones de viviendas, aseguró que la demanda no es normal y tiende a reducirse, y que se visibiliza en los avisos publicitarios en los que solía denotarse la gran demanda. Al respecto explicó que ésta era tal que muchos alquilaban al precio y las condiciones que se les pedía, y de hecho entiende que al parecer los inquilinos estarían yéndose a vivir con la familia de origen.

En cuanto al precio de alquileres, aseguró que no han subido y de hecho estimó que deberán ir adecuándose a las actuales circunstancias, y quienes tienen alquiler de locales lo tendrán que renegociar hasta que pase esta complicada situación y evitar que se desocupen.

Estimó que un departamento estándar en el centro de dos dormitorios está alrededor de 8 mil pesos mensuales, y en otros no céntricos $6.500; en uno de un dormitorio $5.500 y de tres $9 mil. De hecho insistió que la situación más complicada está en los locales comerciales.

En cuanto a los locales comerciales de más de 50 m2, costaba alquilarlos unos $10.300 por mes, segun relevó este diario.

Situación complicada en el comercio

6

El secretario general del Centro Empleados de Comercio de Jujuy, Miguel Mamaní, expresó la gran preocupación de la dirigencia sindical del sector por la complicada situación que atraviesan. “Hemos detectado que comenzaron los despidos en diferentes comercios de Jujuy, y en algunos casos, debimos tomar contactos con la patronal para evitarlos, o transformarlos en retiros voluntarios a través de los cuales los trabajadores reciben algún dinero que les permita subsistir hasta que se reinserten laboralmente, o puedan comenzar algún emprendimiento privado. De todos modos, surge el otro problema: muchas de esas personas no están capacitadas para esto, y la plata se esfuma rápido y mientras se pierden puestos de trabajo. Recordarán en Jujuy que un supermercado importante bajó sus persianas y no lo pudimos ayudar a seguir”.

En otro momento de sus declaraciones en el programa “El Pulso de la Semana”, el sindicalista agregó que son muchos los comercios que se encuentran agobiados por la presión impositiva, y a ello se deben agregar los altísimos costos de los servicios de gas, agua y electricidad, que se tornan impagables. “No podemos olvidar del costo de los alquileres, que como todos saben en Jujuy son más caros que en toda la región. Muchos han venido al CEC buscando alguna clase de apoyo que lamentablemente no estamos siempre en condiciones de brindar”, dijo “Estamos hablando con el gobierno para tratar de armar alguna clase de ayuda lo antes posible para defender la actividad y a los más de 13.000 trabajadores del comercio de Jujuy”, finalizó Mamaní.

 

 

Fuente: eltribuno.com