Municipalidad de Perico trabaja en la reparación de calles y avenidas, los deterioros ocasionados por las lluvias fueron muy grandes y se hizo necesario volcar material del Río Perico para desplegar con motoniveladora.

Estos trabajos ocuparon a la Secretaria de Obras y Servicios Públicos durante toda la semana, una de la arterias mas perjudicada fué Humahuaca, esa calle tiene contacto con la Terminal y Ruta Provincial N° 47, el uso que le da la gente es muy intenso, descomprime a las avenidas Éxodo y Urquiza y el estado por las lluvias permanentes dejaron a la misma muy mal, los vecinos solicitaron el arreglo que se inició con el volqueteo de áridos y el paso de la maquina motoniveladora, hoy calle Humahuaca esta transitable pero 25 de Mayo y otros esperaban el mismo trabajo que por cierto comenzó rápidamente debido a que esta avenida es Jujuy utilizada por los vecinos y las empresas de colectivos urbanos. La Municipalidad de Perico necesita máquinas nuevas y más máquinas, el Concejo Deliberante de Perico en una actitud mezquina como incomprensible no autoriza la toma de un crédito o una compra de estas herramientas viales desde 1.996 justamente cuando el actual Intendente Ing. Rolando Ficoseco era Presidente del Concejo Deliberante y la Intendencia estaba a cargo de Patricia Arach, era una ciudad mucho mas chica con menos barrios y en consecuencia menos calles y se autorizó la compra de tres camiones bicupiros, volcadores y maquina cargadora grande 0 km. Hoy la mezquindad de los ediles que van pasando en estos 22 años obligan al municipio a vivir de lo ajeno, alquilado o prestado, esto impide ahorrar mucho el dinero que se utiliza para pagar servicios o alquileres, un tema que no resiste ningún análisis el egoísmo personal o la soberbia de quienes se embriagan con el poder y confunden el sentido de estos cargos que ´por un tiempo les confiere la democracia, justamente es la gente que vota y elige algo o alguien que trabaje mejor pero la falta de ideas y de decisiones llevan a la gente a tener estas herramientas propias diariamente y a mano para conservar las calles como se dice en términos viales en estado óptima de circulación. Existe un proverbio ruso que dice “Las manos trabajan, la mente piensa y ordena” aquí no se cumple el proverbio en ninguno de los dos aspectos.