Por Camilo Kay Haro Galli. La mayoría de los trabajadores sociales y psicólogos que se desempeñan en las Oficinas de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescencia (OPDNNA) de la provincia, que dependen del ministerio de Desarrollo Humano, difundieron en un comunicado que les deben salarios, en algunos casos de los últimos once meses.

Se trata de profesionales con salarios en negro que prestan servicios a la provincia como monotributistas y atienden problemas sociales. Son numerosas las oficinas que quedaron sin personal por las constantes renuncias de quienes no pueden soportar la situación. De este modo, el estado deja desprotegido a los sectores más vulnerables.

Las OPDNNA dependen de la Dirección Provincial  de Protección Integral  de Niñez, Adolescencia y Familia del ministerio de Desarrollo Humano. Son los organismos que dieron continuidad a los Centros de Atención Integral a Niñez, Adolescencia y Familia (Cainaf) que fueron creados tras la aprobación de la Ley Nacional 26.061 de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, hace una década. Esta ley implicó un cambio de paradigma respecto a la legislación de patronato de menores y la adecuó a los estándares de los acuerdos internacionales, adoptando el concepto del niño y niña como sujeto de derecho, en reemplazo del de menor objeto de tutela.

Las OPDNNA atienden por demanda espontánea o institucional, y por oficios judiciales. Los profesionales realizan atención psicosocial, acompañamiento, gestiones, articulaciones con otras instituciones.

“La situación por la que atravesamos es una vulneración a los derechos de todo trabajador,  por dos motivos, nos encontramos  precarizados y no se nos paga en tiempo y forma”, expresan en su comunicado, y reclaman por “las condiciones de precariedad” en las que trabajan en cada localidad.

Es importante aclarar que tampoco en el gobierno de Eduardo Fellner las condiciones eran ideales en estas oficinas, pero nunca llegaron a la situación actual de no pago de honorarios. Los profesionales hacen “un llamado al compromiso de las autoridades provinciales” y recalcan la importancia de u servicio que articula con “las escuelas, los hospitales, los municipios, las comisiones municipales, las organizaciones, los organismos del Poder Judicial y el pueblo en general.”

Sobre todo reclaman que el gobierno garantice sus fuentes laborales y “se sostengan las OPDNNA con mayor compromiso y voluntad política”.