El Central tuvo que subir la tasa para absorber $37.500 millones y contrarrestar la expansión de diciembre


Los especialistas aseguran que esta tendencia se repetirá a lo largo de enero frente a las expectativas de devaluación y el alto riesgo país.

 

 

El Banco Central arrancó el 2019 jugando fuerte y sabiendo que no será una tarea nada sencilla el cumplimiento de la base monetaria de enero, al tener que desmontar el arrastre expansivo que fue permitido en diciembre por una cuestión estacional.

Para ello, no dudó en aumentar la tasa de interés para lograr un fuerte efecto contractivo en el primer día hábil del año y así dar una clara señal sobre el sendero que transitará en los próximos días.

En una nueva subasta de Leliq, adjudicó $130.436 millones a una tasa promedio de corte del 59,41%, una mínima de 58,47% y un pico de 59,74%. Así, pudo absorber $37.500 millones a costa de subir la tasa en 16 puntos básicos en relación a la jornada anterior.

 

 

«Con la contracción de hoy, el promedio acumulado de enero está en $1.360.000 millones frente a una meta de $1.350.000 millones, con lo cual por el lado del programa monetario, por ahora no luce que haya espacio para bajar la tasa Leliq, y con las expectativas de devaluación y el riesgo país firmes, tampoco hay espacio para que los bancos bajen tasa Baldar sin arriesgar una rotación desde plazo fijo a dólar», explicó a LPO Federico Furiase, director de Eco Go.

El sensible equilibrio se evidenció en el transcurso del mercado cambiario, que tras una suba inicial de 42 centavos, el dólar se revirtió al conocerse la noticia del nivel de tasa y producto de un incremento de la oferta.

De esta manera, la divisa cerró con una baja de cinco centavos en el segmento mayorista para terminar operando a $37,65 y de once centavos en el promedio minorista que finalizó en $38,74.

Cabe recordar que desde este miércoles y por los próximos tres meses, la banda cambiaria pasará a actualizarse de un ritmo del 3% mensual a un 2%, producto de las menores expectativas inflacionarias.

Sin embargo, las consultoras está advirtiendo que la reducción de la inflación no está teniendo la intensidad anticipada, por lo tanto, al superar cómodamente el 2% se generará una apreciación cambiaria que preocupa a los economistas, pero que el Gobierno no ve con malos ojos frente al año electoral.

 

7

 

 

 

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Macri oficializó a "Nicky" Caputo como cónsul de Singapur
Next Vidal recibe de la Rosada 20 pesos por litro de gasoil para el transporte del Conurbano