Macri oficializó a «Nicky» Caputo como cónsul de Singapur


Desde Villa La Angostura, el presidente apuró el decreto para dejar en funciones a su amigo. Con inmunidades, ya pelea por los aeropuertos y el Puerto de Buenos Aires.

 

 

 

El primer acto administrativo de Mauricio Macri en 2019 fue para oficializar a su «amigo de la vida» Nicolás «Nicky» Caputo como cónsul honorario de Singapur, cargo que le otorga inmunidades judicial y lo utilizará para negociar inversiones del país asiático en infraestructura aeroportuaria y pelear la licitación del puerto de Buenos Aires.

Desde su remanso de Villa La Angostura, el presidente firmó el decreto 1179 para reglamentar la ley 27485, sancionada el 6 de diciembre en Diputadosque oficializó a 31 cónsules honorarios entre ellos a Nicolás Martín Caputo, DNI 12.949.291. La lista de flamantes diplomáticos también ilustró el primer Boletín Oficial del año.

Emilio Monzó  no había podido aprobar la ley en julio, pero lo consiguió en extraordinarias, con la complicidad del peronismo federal que votó en contra, pero no abandonó sus bancas como había hecho aquella vez.

«Nicky» Caputo ya goza de inmunidades judiciales para negociar por el gobierno de Singapur la licitación del puerto de Buenos Aires.

«Nicky» ya había actuado como cónsul en funciones durante la visita a la Casa Rosada del primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, antes del G20.

Según la comunicación oficial de la Casa Rosada, el funcionario le anticipó al presidente que participará de la licitación por el puerto de Buenos Airestarea que podrá coordinar su amigo Caputo, ya con inmunidades.

Su otra misión será gestionar inversiones en los aeropuertos argentinos para desplazar a Eduardo Eurnekián. Si bien la promulgación de las leyes es un trámite formal del presidente, no siempre lo realiza con tanta premura y menos si está de vacaciones.

De hecho, además de la ley de cónsules, sólo se promulgó la entrada y salida de tropas al país y un «Convenio para la Protección de las Personas con respecto al Tratamiento Automatizado de Datos de Carácter Personal».

La otra prioridad para Macri eran los cónsules honorarios, argentinos elegidos por otros países para colaborar en tareas de representación, con autorización de las dos Cámaras del Congreso nacional. Claro que pocos Gobiernos tienen la posibilidad de nombrar a «amigos de la vida» del presidente. Singapur lo logró.

 

 

 

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous El fútbol necesita de la política
Next El Central tuvo que subir la tasa para absorber $37.500 millones y contrarrestar la expansión de diciembre