A pesar de que Macri busca justificar la imparable suba de los servicios en una supuesta mejora de la calidad, los números muestran otra cosa en el caso del servicio eléctrico. Es que mientras las principales empresas aumentaron su rentabilidad total interanual hasta un 430%, si se compara diciembre de 2016 con el mismo mes de 2018 los cortes se incrementaron hasta un 90%.

 

 

A pesar de que el presidente Mauricio Macri esgrime una supuesta “mejora de la calidad” de los servicios públicos para justificar los imparables e impagables tarifazos que su administración implementó desde que llegó a Casa Rosada hasta la actualidad, la realidad de lo que pasa en los hogares de los argentinos y en los balances de las empresas privadas expone otra cosa.

Es que en el caso del servicio eléctrico, mientras los tarifazos acumulados desde que gobierna Macri llegan a un promedio de 3.624% y la rentabilidad total interanual a 2018 de las principales empresas -como Edenor, Edesur y Edelap- se incrementó hasta un 675%, los cortes de luz de diciembre pasado aumentaron casi un 90% en comparación con el mismo mes de 2016.

7

 

 

“La rentabilidad de las principales empresas distribuidoras de electricidad y gas al tercer trimestre de 2018 ha sido prominente y en la mayoría de los casos ha implicado fuertes mejoras en relación a 2017”, advirtieron a través de un informe desde la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

En ese documento -en que explican que de 2016 a esta parte Argentina fue el país de la región que más subió el peso de sus tarifas en relación al salario mínimo alcanzando en ese rubro el segundo puesto a nivel regional-, se detalla que la tasa de ganancia de Edenor fue del 88% en relación al patrimonio neto, seguida por Edesur, con un 60% y Edelap con un 18%. Entre esas tres firmas distribuyen la electricidad en zonas urbanas de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires.

Si se analiza el porcentaje de rentabilidad total interanual que obtuvieron estas firmas el año pasado, los números también son contudentes: Edelap registró una suba de 675%, mientras que en el caso de Edenor el incremento fue de 437%.

Según la misma casa de altos estudios del conurbano bonaerense, en términos absolutos la firma Edenor obtuvo en los primeros nueve meses de 2017 una utilidad neta de $660 millones, mientras que en el período enero-septiembre de 2018 la utilidad neta se ubicó en $2101 millones, con lo que consiguió una mejora de $1441 millones. En Edesur, se pasó de una pérdida de $818 millones en el primer semestre de 2017 a una ganancia de $605 millones en el mismo período del año siguiente. En tanto, Edelap logró saltar de una ganancia semestral de $78 millones a una de $606 millones entre los mismos períodos. En todos los casos, la mejora porcentual supera ampliamente a la inflación del período, con lo cual se produjo una fuerte ganancia en términos reales.

 

 

7

 

 

“Lo que termina deteriorándose son las condiciones del mercado interno que debe soportar mayores costos para pagar sobremanera un recurso que Argentina tiene a disposición (a diferencia de otros países que deben importar la casi totalidad de sus insumos energéticos). Las ganancias en dólares de dichas compañías terminan siendo soportadas por toda la cadena productiva argentina y por los hogares”, argumentó la UNDAV.

A pesar de los siderales números de las empresas, los consumidores advierten por la calidad del servicio. “En los últimos seis días de 2018, los cortes de luz producidos por Edenor y Edesur fueron similares a los años en que las tarifas costaban la décima parte de lo que cuestan en la actualidad, pero los cortes del suministro son iguales a cuando las empresas decían que no podían invertir por las bajas tarifas. Ahora, cuando las rentabilidades son extraordinarias, sin precedentes en ningún país del mundo para un servicio público esencial, los cortes siguen y no hay perspectivas de que se resuelvan”, criticaron desde la entidad de consumidores Deuco, que conduce Pedro Bussetti, según publicó Página 12.

7

 

Desde el Gobierno, a través de la Secretaría de Energía que ahora encabeza Gustavo Lopetegui, en el semestre marzo-agosto de 2018 se redujeron los cortes de servicio frente a 2017. Desde marzo de 2017, el Gobierno aplicó multas a las empresas por $1,4 mil millones como modo de resarcimiento a los usuarios.

Sin embargo, el OETEC comparó diciembre de 2016 con el mismo mes de 2018 en base a datos del ENRE y los resultados fueron catastróficos: en el caso de Edenor, los cortes de luz aumentaron un 88%, al pasar de 1.072.473 usuarios afectados hace dos años a 2.010.920 el mes pasado; por el lado de Edesur, se pasó de 1.503.420 a 1.559.934, es decir un aumento de 4%.

 

Fuente: politicargentina.com