La suba del dólar dejó en coma a la empresa que fabrica motos hace años en el país. Los empleados están resignados.

 

 

La situación de las industrias es más que delicada en el marco de la recesión económica. La empresa Zanella acordó no despedir a trabajadores hasta el 31 de marzo a cambio de abonar sólo el 55% del sueldo bruto. Por la caída de ventas, los tarifazos y la suba del dólar, desde el gremio metalúrgico alertan que la firma en Mar del Plata va camino a bajar las persianas.

 

 

“La situación en Zanella es irreversible, va seguramente al cierre de la planta. Vemos que no tiende a mejorar”, admitió a Diario Pulse Hugo Bravo, secretario administrativo de la Unión Obrera Metalúrgica seccional Mar del Plata.

Señaló además que “el problema con Zanella comenzó a mediados del año pasado a raíz de la disparada del dólar. Tuvieron muchos problemas con las autopartes que traen para ensamblar las motos que hacen acá. Otro de los temas es la caída de las ventas, todo relacionado con la situación económica del país”.

El dirigente explicó que la planta en Mar del Plata se fue achicando y que su actividad es mínima. La empresa tiene plantas también en Caseros (provincia de Buenos Aires), Cruz del Eje (Córdoba) y San Luis.

Exposición Zanella

Durante el 2018 el gremio había acordado con la empresa la suspensión del personal y el pago del 65% del salario bruto. En diciembre se extendió el convenio hasta marzo de 2019 pero con un pago del 55% del salario. La empresa se compromete así a no realizar nuevos despidos próximamente.