Los intendentes de la UCR de la provincia se reunieron para advertirle al PRO que no negociarán ese puesto.

 

 

Los intendentes de la UCR le exigen a Mauricio Macri que no se meta a hacer cambios en la futura fórmula bonaerense luego del primer mandato del radical Daniel Salvador como vicegobernador.

Mientas que Macri busca acotar los espacios del radicalismo en las listas y puja con el partido que conduce Alfredo Cornejo, María Eugenia Vidal es más partidaria de conservar el lugar de Salvador y de los radicales que sostienen su gobierno en el interior de la provincia.

Macri presiona a la UCR no sólo con imponer un candidato PRO puro para la gobernación, sino con presentarle un rival a Cornejo en Mendoza. En ese sentido, para la gobernación de la provincia cuyana impulsa al “ganso” Omar de Marchi, del Partido Demócrata y referente hace años del PRO en esa tierra gobernada por radicales.

 

 

Es por eso que los intendentes se reunieron este lunes en Saladillo para marcarle la cancha a la Rosada. Con Gustavo Posse y Miguel Lunghi a la cabeza, treinta y siete jefes comunales de la provincia elaboraron un documento en el que advierten con buenos modales que no aceptarán quedar fuera de la fórmula por la reelección de Vidal.

Los intendentes radicales en Saladillo.

Los intendentes radicales en Saladillo.

 

 

“Los Intendentes Radicales ya decidimos. Decidimos seguir trabajando por la Gobernadora y el Vice Gobernador de los Bonaerenses. Ellos son los dirigentes que encabezan nuestro proyecto político, y por ellos estamos orgullosos del rol que jugamos para este equipo en cada una de nuestras localidades”, reza el documento.

“Necesitamos más Cambiemos, más radicalismo, y más trabajo compartido”, advirtieron los radicales.

 

 

Fuente: apoliticaonline.com