Las principales fábricas de alimentos y productos de limpieza personal y para el hogar, enviaron listas que empiezan a regir en abril. Las subas están entre el 3 y el 5%.

 

 

Las principales fábricas de productos alimenticios y de limpieza y tocador enviaron listas con aumentos de precios esta semana a los distintos segmentos comerciales. Los aumentos van entre el 3 y el 5 por ciento y entrarán en vigencia desde el 1° de abril.

En las últimas horas los supermercados, autoservicios y almacenes que integran el circuito comercial recibieron listas con remarcaciones de las firmas Molinos Río de la Plata, La Serenísima, Arcor, Unilever, Johnson & Johnson, y Procter & Gamble (P&G).

La información se confirmó con fuentes del supermercadismo y con especialistas en consumo masivo. El dato de Molinos se pudo confirmar directamente con la compañía.

El presidente del Instituto INDECOM, Miguel Calvete, explicó que las empresas están trasladando a precios los aumentos de las tarifas energéticas. “Hay una inercia inflacionaria y muchas industrias que tienen productos que fueron actualizados cuando el dólar estaba a 38 pesos”.

Pero  previsiblemente se espera que estas actualizaciones impacten en la inflación de marzo: “Si analizamos los indicadores la inflación de marzo solamente en el sector de alimentos va a ser de entre 3,8% y 4 por ciento. En lo que va del mes estamos prácticamente en tres puntos”.

Desde una de las grandes cadenas del ambiente minorista apuntaron que el aumento de Molinos promedió el 8 por ciento (el  martes la empresa reconoció el aumento pero informó un 6,8 por ciento).

Las mismas fuentes informaron que el Establecimiento Las Marías envió esta semana listas con aumentos de las yerbas, aunque no pudieron precisar qué porcentaje.

El comercio toma distancia

Frente a las antipáticas novedades los supermercadistas y otros empresarios de la cadena comercial toman distancia y atribuyen responsabilidades a las fábricas de alimentos y productos de uso personal y del hogar.

La mayoría habla del ajuste por inflación pero hay otros costos que aumentan y que pasan desapercibidos para la mayoría.

Pero las fábricas de alimentos señalan por su parte a las fábricas proveedoras de insumos, que también remarcan los precios, por ejemplo, de los envases que les venden a las alimenticias y a las fábricas de artículos de limpieza.

En ese sentido hay voces que apuntan contra los  monopolios que operan en el país sin que actúe la Comisión de Defensa de la Competencia que depende del gobierno nacional.

En el país hay 32 empresas se reparten el 75% del mercado de consumo masivo y solo 6 que dominan el mercado de los envases, dos oligopolios que explotan la mina de oro del mercado masivo nacional sin que nadie intervenga al menos con un mínimo decoro para ordenar los abusos de esas posiciones dominantes.

 

 

Fuente: tiempoar.com.ar