El Gobierno busca diferenciarse del kirchnerismo y asegura que son medidas consensuadas para reactivar el consumo y soportar el impacto de la inflación

 

 

Un un clima de campaña electoral que comienza a tomar temperatura en medio de la contracción de la economía, se espera que el Gobierno lance un nuevo programa de control de precios.

Mientras se intenta comprometer a la mayor cantidad posible de empresas en una nueva etapa del programa Precios Cuidados, desde la Casa Rosada salieron a bajarle el tono a las medidas y a diferenciarse de lo que sucedía durante el kirchnerismo, al asegurar que no habrá «congelamiento de precios» sino una estrategia para incentivar el consumo.

«No vamos a repetir los errores del pasado», advirtió este miércoles el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

En una conferencia de prensa brindada luego de la reunión de Gabinete, el ministro del Interior afirmó que el Gobierno nacional no analiza un «congelamiento de precios» sino que se trata de un paquete de medidas para relanzar el consumo.

Frigerio advirtió además que «medidas electoralistas no hay, hay medidas para cuidar a los argentinos».

El funcionario destacó que el Gobierno de Mauricio Macri trabaja «junto con los gobernadores de Cambiemos» en medidas para «reactivar el consumo y amortiguar el impacto de la inflación».

«En los próximos días, seguramente, el Presidente va a hacer un anuncio, una vez que terminemos de trabajar estas medidas con todos los socios de nuestro espacio», explicó.

 

 

Apuntó que hay «acuerdos de no incremento de precios por determinada cantidad de tiempo» para el caso de «bienes específicos», entre otras iniciativas en estudio.

Sin embargo, aclaró que no se trata de «imposiciones ni congelamientos de precios por parte del gobierno nacional», sino de acuerdos consensuados con las propias empresas.

«No vamos a explorar caminos que no dieron resultado», subrayó el ministro durante la conferencia de prensa.

«Hemos tenido en promedio más del 60% de inflación anual en los últimos 80 años y no vamos a repetir las recetas que han fracasado en nuestro país», recalcó.

 

 

Algo similar dijo el presidente Macri en su discurso en la cena anual de Cippec, donde cargó contra muchas de las medidas que está por impulsar su propia administración como el control de precios y el atraso de tarifas.

«En el pasado no existe ninguna solución a los problemas del futuro. Esta vez decidimos hacer algo distinto. La inflación promedio de los últimos 80 años fue de 62,6%. Y uno de cada 3 años tuvimos recesión. A cada una de esas crisis utilizamos siempre las mismas recetas y herramientas: tipo de cambio fijo, control de precios como con (José) Gelbard o (Guilllermo) Moreno, atraso de las tarifas, cepos. Todo eso nos provocó que en los últimos 50 años hayamos sido el segundo país que menos creció», subrayó.

Si bien desde la Secretaría de Comercio Interior existe un fuerte hermetismo sobre qué características tendrá el acuerdo, pudo saberse que a diferencia de los últimos, ahora se intentará mantener los precios de la lista durante un período de 180 días, sin ajustes ni actualizaciones durante ese período.

 

No obstante, el Gobierno insiste en que no se trata de un congelamiento sino más bien de un acuerdo de precios, aunque en la práctica deberán mantener los valores fijados ahora casi todo el año.

En tanto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su balance de gestión en la Cámara de Diputados, ratificó su rechazo a una política de congelamiento de precios en relación a los servicios públicos.

«El congelamiento de precios regulados resulta fuertemente regresivo, genera una alta carga fiscal que los torna insostenibles y produce distorsiones en la oferta y la demanda de los servicios; en el largo plazo, la inflación termina siendo más alta», señala en el informe el jefe de Gabinete.

En este punto, agregó: «Desde la Secretaría de Comercio Interior no se habla de control de precios, sino de acuerdos voluntarios con empresas para generar precios de referencia para el consumidor, en eso consiste Precios Cuidados».

Todos los funcionarios de la administración de Cambiemos destacan que el programa Precios Cuidados no es una estrategia para contener la inflación, sino un anabólico para impulsar el consumo, en el contexto de una campaña electoral que, al menos por el momento, se presenta bastante esquiva al Gobierno.

Para Frigerio, lo único que asegura «un futuro distinto en la lucha contra la inflación es el presupuesto (nacional) equilibrado que se ha votado el año pasado».

«Es lo que tenemos que sostener este año y pasar a superávit el año que viene. Esa es la única forma en la cual vamos a resolver el problema de la inflación, que nos acompaña desde hace tantas décadas», puntualizó.

 

 

En ese sentido, dijo que los acuerdos de precios «en algunos rubros sensibles para una parte de la población tienen que ver con paliativos en un momento de crisis», pero que «de ninguna manera condicionan» la posición oficial sobre la causa estructural de la inflación y cómo se resuelve.

«Es a partir de algo tan básico, pero que no nos ha acompañado en estos 80 años, que es el equilibrio de las cuentas públicas. Que lo que ingresa en el Estado alcance para cubrir sus gastos», definió el titular de Interior.

«Medidas electoralistas no hay, hay medidas para cuidar a los argentinos», subrayó Frigerio, quien las consideró un modo de que «este camino tan difícil pueda ser transitado con menos dolor o dificultad».

En qué consistirán las medidas

Desde hace varios días, el Gobierno trabaja sobre un paquete oficial que incluye una ampliación del popular programa Precios Cuidados, la inclusión de líneas de créditos para incentivar el alicaído consumo y un relanzamiento de Ahora 12 para la compra de electrodomésticos e indumentaria.

Todavía no se definió en la que se harán los anuncios ya que el Gobierno aún debe concretar un encuentro con empresarios para definir la letra chica de la batería de medidas. Una de las principales discusiones pasa por la renovación y ampliación de Precios Cuidados, que incluirá productos de supermercados congelados hasta las elecciones.

En la mesa de negociaciones se incluirán tres líneas de crédito -los préstamos Anses, Procrear y Mejor Hogar- al tiempo que habrá un relanzamiento del programa Ahora 12.

 

 

 

Fuente: iprofesional.com