Una nueva crisis acecha el Hospital Pablo Soria y deja a los jujeños desprotegidos.

 

 

Según la denuncia que recibió nuestro medio, el Hospital de cabecera de la provincia contrata gente en negro, los monotributiza y les paga por debajo del indice de indigencia. La cantidad de personas bajo estos llamados contratos de obra ya casi alcanzan los 100 administrativos que cubren los puestos de gente que se fue jubilando y falleció a lo largo de los últimos años y nunca se repusieron esos cargos. Todos necesarios para que el nosocomio nimiamente pueda funcionar, y dar una básica atención y calidad de servicio. Se habla de ascensores urbanos, de trenes solares,… mientras el Hospital Pablo Soria se cae a pedazos,, los ascensores no funcionan, la unidad coronaria lo hace parcialmente, los médicos no quieren hacer guardias porque se les paga tarde y los administrativos están en negro.

5

6

 

Sin contar que por todas estas situaciones quien estaba como Director Administrativo “Pablo Javier Videla” ante todas estas problemáticas sabiendo que tarde o temprano el hospital ya no iba a poder prestar ni la mínima atención eligió renunciar.