Con medidas de un «populismo culposo», Macri se expone al riesgo de otro efecto boomerang


Medidas que fueron recibidas con escepticismo por economistas y empresarios apuntan a generar impacto político y reforzar el mensaje de que lo peor ya pasó

 

 

 

Debe haber sido uno de los días más ingratos para Mauricio Macri desde que asumió la presidencia.

A fin de cuentas, otras jornadas habían sido duras pero le quedaba el íntimo orgullo de mantenerse fiel a sus principios, y entonces asumía los reveses económicos como el precio a pagar por encarar las reformas siempre postergadas. En cambio, el reciente paquete, con congelamientos de los que siempre había renegado y con medidas de neto corte «populista» –y hasta con intervencionismo en la cadena comercial– se parece mucho a una derrota en el plano discursivo.

El Presidente ni siquiera quiso formar parte de los anuncios, a diferencia de otras oportunidades, como cuando se dirigió a la Nación para explicar la necesidad de volver a tener un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Esa actitud no pareció coherente con el declarado propósito de «traer un poco de alivio a los argentinos, que tantos esfuerzos hicieron en estos meses difíciles para todos».

 

 

 

 

Previous Jujuy volverá a ser sede del Festival Internacional Charangos del Mundo
Next Antes de quedar congelados, los productos sufrirán un aumento del 5%