Fueron declaraciones de Susana Ustarez de APOC. No habrá cláusula gatillo y el bono de 2000 pesos depende del estado nacional. El gobierno no negocia retroactivos ni la devolución de días de huelga. Pasaron a un cuarto intermedio.

 

 

Concretaron la reunión por negociaciones salariales los funcionarios del gobierno y la dirigencia del Frente Amplio Gremial (FAG)  tras una suspensión del encuentro días atrás. No alcanzaron acuerdos salvo algunas propuestas que no responden a la demanda de los trabajadores. El bono de 2 mil pesos según los representantes del gobierno depende del estado nacional, porque la provincia adujeron, no tendría respaldo económico.

Tras una negociación de casi dos horas, pasaron a un nuevo cuarto intermedio para el próximo miércoles  a las 18.

La dirigencia se mostró molesta ante la falta de respuesta a los pedidos solicitados, y sobre todo la dilación que busca el gobierno para afrontar un problema al que debe responder el  estado.

Finalizado el encuentro según el Ministro de Trabajo Jorge Cabana Fusz, vocero de la negociación comunicó que “avanzaron en el blanqueo del pago realizado en octubre de 2018, de montos fijos: $1700, $1300 y $800. La propuesta que realizó el ministro de Hacienda  Carlos Sadir, es pagar un monto de $400. La suma dependerá de cada salario y podría ser en dos o tres cuotas. Otra propuesta fue que se pague con el mes de abril, pero solo es una propuesta que se sigue analizando” expresó el funcionario.

La secretaria de Apoc, Susana Ustárez quien es vocera del FAG comentó  que  “la cláusula  gatillo no la van a firmar“, enfatizó . En cuanto a los otros puntos recordó que “irán negociando que no se atrase el sueldo, no cerraron la puerta a una negociación; pero si a una automaticidad” sostuvo la dirigente, resaltando así que es deber del estado cumplir con el pago de los salarios.

Respecto a los planteos de las sumas fijas  y el retroactivo a febrero, los funcionarios los analizarán, por ello pidieron el cuarto intermedio.

La dirigencia sindical solicita que el pago del 10% del aumento otorgado sea retroactivo a febrero, así como fue para el sector docente. Además el presupuesto general de la provincia establece una partida del 22% para incremento salarial. De manera que como se estaría pagando el 10% en abril y otro 10% en mayo como lo anticipó el gobernador no estarían cumpliendo con lo presupuestado

“Ellos se victimizan, dicen que no pueden dar un retroactivo. Es decir que pasaron tres meses sin aumento. Una cosa es aguantar con una inflación razonable pero venimos teniendo casi el 5% mensual, lo que en otros países tienen en un año. Nos culpan a nosotros cuando ellos dejaron que se apilen las reclamos, sin dar respuesta y no es así”, sostuvo la dirigente enojada ante la falta de compromiso del gobierno para resolver los reclamos.

“Ellos reconocen que el error es de ellos,  al llamar tarde a paritarias y generan un inequidad con el sector docente. De ningún modo vamos a aceptar que abril se liquide igual que marzo, porque tenemos que  tener avances. La inflación nos come vivos todos los días  y tenemos un atraso de salarios. En tiempos electorales, el gobierno busca distraer para la campaña, el dinero que le corresponde a los trabajadores, y esto no da para más. Es decir no hubo avances esperamos la otra reunión, aunque la dirigencia se reúne permanentemente” afirmó Ustárez

En cuanto al pedido del bono de $2000, las autoridades respondieron que se analizará porque no hay fondos en la provincia y esperan recibir la ayuda de Nación, anunciaron que en algunos días responderán.

Sobre la cláusula gatillo, el ministro fue contundente al decir que “es imposible, ya que no pueden cumplir mes a mes por el tema inflacionario y la imposibilidad financiera que tiene la provincia. En otras provincias la cláusula gatillo es trimestralmente, así que no es mensual”, expreso ante el deterioro salarial por la inflación.

En cuanto al descuento de los días de huelga, anunciaron que no devolverán el dinero. La dirigencia gremial resalto que “el descuento es ilegal y además hay una persecución laboral, política a los trabajadores que ejercen sus derechos”.

Siete puntos del Petitorio   de los trabajadores

Los sindicalistas del FAG presentaron un petitorio con siete puntos, dirigido al Gobernador Gerardo Morales reclamando la paritaria salarial y mejores condiciones de trabajo. En el documento reivindicaron nuevamente la necesidad de recuperar el poder adquisitivo salarial de 2016,2017 y 2018.

Solicitaron además la suscripción de la cláusula gatillo trimestral  para resolver el atraso del primer trimestre 2019, de un 3% (inflación NOA acumulada 13% contra el aumento otorgado del 10%).

En cuanto al plano laboral en el tercer punto los gremios piden que se termine con la violencia, la persecución gremial y política a trabajadores y dirigentes sindicales. Ante esa situación piden que se deje sin efecto las causas judiciales y contravencionales ya que criminalizan la protesta social.

Otro punto demandado es el freno a los despidos y el fin de la precarización laboral, además del pase a planta permanente reactivando los expedientes paralizados.

Exigen también la devolución de los días de huelga  descontados desde el 2015, ya que los gremios tienen derecho a protestar, agotadas las vías administrativas ante el incumplimiento del estado.

Otros puntos reivindicados son: la re categorización automática prevista en la ley 3161/74, de Estatuto del empleado Público y la reapertura de paritarias docentes con respeto a los Convenios  Colectivos de Trabajo.