La Canasta Básica Total, que mide la pobreza, subió en junio $768 y llegó a $30.914 para una familia de dos adultos y dos niños. La Canasta Básica Alimentaria se ubicó en $15.043.

 

 

 

 

El costo de la canasta básica alimentaria, que define la línea de indigencia, ascendió en junio a $ 15.043 para una familia promedio, es decir, $ 330 más que en mayo, informó este lunes la Dirección General de Estadística y Censos porteña. Es decir que una familia debe tener un ingreso superior a 15 mil pesos para no ser considerados indigentes.

La canasta básica total (indicador de la línea de pobreza, ya que además de alimentos incluye otros productos y servicios), pasó a costar el mes pasado $ 30.914, es decir, $ 768 más que en mayo, para el mismo grupo familiar, integrado por una mujer y un varón de 35 años, ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda, con dos hijos varones de 9 y 6 años.

En los últimos 12 meses el precio de la canasta alimentaria saltó un 57,4%, mientras la canasta total se encareció un 56,6%, precisó el organismo de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires.

Según la información de la Dirección General de Estadísticas, la familia tipo de referencia se ubica en la categoría «No pobres vulnerables» si su ingreso total mensual se ubica entre $ 30.914 y $ 39.007. Es decir, no alcanza 1,25 veces la Canasta Total del Sistema de Canastas de Consumo.

El mismo grupo familiar pertenece al «sector medio frágil» si tiene ingresos de $ 39.007 a $ 48.758, y al «sector medio – clase media», con ingresos de $ 48.758 a $ 156.028 por mes.

Las familias tipo con ingresos mayores a esta última suma son definidos como «sectores acomodados», ya que pueden acceder a cuatro veces o más la Canasta Total del Sistema de Canastas de Consumo.