Supervisores de Educación realizaron el apartamiento preventivo del personal, entre ellos la directora.

 

 

Gran conmoción provocó la intervención de la Dirección de Educación Secundaria, en la Escuela de Comercio Nº1 «José Manuel Estrada» de Perico. La semana pasada, supervisores del área educativa llegaron al establecimiento secundario con una resolución en la que se determinó el apartamiento de sus cargos de cinco personas, entre ellas la directora Mónica Terradez, por supuestas irregularidades en cumplimiento de sus funciones, supuesta malversación de fondos e irregularidades en exámenes, supuesta información de comisión paralela de una cooperadora escolar y falta de rendición de cuenta, según resolución Nº3050. Ahora en la normalización de las tareas administrativas y educativas del establecimiento se encuentra a cargo la vicedirectora Lidia Sánchez.

Un miembro de la comisión de padres, Miguel Tolaba, dijo que «gracias a la valentía de un pequeño grupo de alumnos que tuvieron la iniciativa de realizar una sentada por las irregularidades y atropellos que existían dentro del establecimiento, se fueron sumando a esta lucha el resto de los alumnos, docentes y maestranza. Hoy que tenemos nueva autoridad gracias a esta lucha, queremos agradecer a todos los padres autoconvocados y les decimos que a partir de ahora todos vamos a trabajar en beneficio de la institución para tener una escuela modelo en Perico».

 

 

Cabe acotar que la escuela de Comercio de Perico es la más antigua de esta ciudad porque el 80% de la población escolar, se ha formado en esta institución, incluso la nueva autoridad que está al frente del colegio, la vicedirectora Lidia Sánchez, lo afirma. La directiva también manifestó que «recientemente se hicieron presentes en la escuela supervisores, entre ellos, la supervisora Gilda Arias, también vino el supervisor general, trayendo a la institución escolar una resolución, en la que se dispone el apartamiento preventivo de personas que se desempeñaban en esta institución escolar. A partir de ésa resolución, la señora supervisora labró un acta en la que me deja a cargo del colegio, eso se produjo el pasado día 21 de agosto desde entonces, estoy a cargo de vice dirección para cumplir tareas de dirección».

Finalmente, Sánchez dijo que «quiero aclarar a todo el personal de la escuela, administrativos, personal de servicio, bibliotecarios, docentes y principalmente a los padres que han depositado la confianza en esta escuela al inscribirlos a sus hijos aquí, les digo que a partir del 21 de agosto no se cobra ningún tipo de formulario escolar, como por ejemplo, constancia de alumno regular, constancia de títulos en trámites, reincorporaciones y otra documentación que responda a la escuela, entonces supervisión junto conmigo ha dispuesto el no cobro de nada hasta nuevo aviso».