Denuncian malversación de fondos en el Colegio de Escribanos

Las acusaciones pesan sobre la Comisión Directiva de la institución, dónde también se desempeña un funcionario del gobierno.

Un escándalo se desató en el Colegio de Escribanos de la Provincia, conducido por el radical Mario Pizarro: según una profesional que allí se desempeña, ese colegio dejó de pagar la obra social de sus afiliados, situación que podría llevar a un embargo contra la organización.

Según detalló la escribana, quien prefiere mantener el anonimato,  falta dinero aportado por los afiliados a la institución que “ahora no tiene para pagar la obra social” que otorga a sus colegiados.

En lo que respecta al destino de la plata, la letrada explicó que fue para realizar obras en el edificio, pero que fue malversada, y que por ello se terminó decidiendo no pagar la obra social. Además, subrayó que tanto a “las distintas obras sociales” se les debe más de “un millón y medio de pesos“ y «existe la posibilidad que nos embarguen las cosas, nos corten las prestaciones. No avisaron nada y ahora entonces quieren pedir que cada uno la pague junto a la del grupo familiar”.

Asimismo, la escribana expresó “han metido un montón de gente, el presidente Mario Pizarro metió a dos mujeres de la política en el Colegio” pero que no desempañan ninguna función porque “no tienen ni idea”.

También subrayó que la inspectora percibe un sueldo elevadísimo y “hay un montón de gastos”, que se suman a lo que “gastaron en esa obra que hicieron: todo nuevo adelante (por la fachada del edificio) y todo lo que estaba hecho atrás, lo voltearon, que era una obra nuevísima”.

Sobre las denuncias que efectuó aclaró “esto no ha pasado antes, nunca el colegio tuvo tantas deudas  (…) licitaron  la  obra entre amigos, conocidos y se gastaron la plata”.

Sobre las arcas del Colegio de Escribanos, la profesional destacó “había mucho dinero en plazos fijos, en cajas, en cuentas corrientes y ahora no hay nada”.

Fuente: jujuydice.com.ar