El aumento salarial para el sector privado también pagará impuesto a las Ganancias


Este año lo pagarán quienes ganen desde $55.000 mensuales, y $73 mil en el caso de los casados con dos hijos.

Los trabajadores del sector privado que reciban el aumento salarial dictado por decreto sufrirán, a la vez, el descuento correspondiente del impuesto a las Ganancias.

Al ser parte del salario, este beneficio incluirá el pago de Ganancias para aquellos trabajadores que paguen este impuesto, indicó una fuente de una cartera involucrada en forma directa en la confección de la medida difundida el viernes.

Cabe recordar que este año pagarán Ganancias los trabajadores solteros que ganen en forma neta a partir de unos $55 mil mensuales y de $73 mil en el caso de los casados con dos hijos.

Para que el “bono” no fuera alcanzado por este tributo, debería dictarse una norma legal de la misma jerarquía o una ley que estableciera una exención particular.

De este modo, el denominado el aumento de $4.000, que se pagará en dos cuotas (una de $3.000 con el salario de enero y otra de $1.000 con el de febrero), llegará más desinflado al bolsillo de los trabajadores.

En esta sintonía, otro especialista, que se desempeñó tanto en el sector público como en el privado, indicó: “Al ser un pago a cuenta de futuras paritarias la suma está incluida en el salario y, si el trabajador paga Ganancias, entonces recibirá una suma menor que los 4000 pesos mencionados”.

El abogado tributarista Diego Fraga ratificó que el incremento “paga Ganancias, ya que en el decreto no hay ninguna exención específica; es un pago que se hace a cuenta de las futuras paritarias, y, como todo concepto salarial, al igual que el aguinaldo y otros beneficios, está alcanzado por el impuesto a las Ganancias”.

Reacción sindical

Habrá que ver cuál es la reacción del sindicalismo ante este descuento que sufrirán los trabajadores, ya que, en 2018, cuando el gobierno de Mauricio Macri otorgó un bono de $5.000 y aplicó, como lo indica la ley, el mismo criterio, hubo fuertes protestas gremiales.

Una de las manifestaciones más tajantes de aquel enojo fue la del ex dirigente de la CGT Juan Carlos Schmid, quien afirmó entonces: “Si el bono de fin de año paga impuesto a las Ganancias, nos están tomando de pelotudos”.

Previous 12 familias evacuadas y terribles destrozos por el temporal en Caimancito
Next El bloque del PJ pide la renuncia de Cabana Fusz