Demarco autorizó RTO por adjudicación directa, sin licitación


El Intendente de Perico, nuevamente desconoció las normas establecidas, lejos de recomendar un llamado a licitación para subsanar irregulares en la adjudicación de un servicio público -Nueva RTO-, refrendó la omisión con una autorización ilegal, que habilita el juicio político por administración fraudulenta y mal desempeño en sus funciones.

El día 2 de enero del año 2020, el Intendente de la ciudad de Perico, Lic. Luciano Demarco, sumó otra incoherencia a su prédica de lograr un cambio cultural mediante el acatamiento de las normas y hábitos recomendados para una sana convivencia “la vieja política se terminó”, ¿se terminó?.

Días atrás, tomó relevancia en los portales más importantes de la región, la violación de cuatro ordenanzas, cuyos atropellos fueron denunciados por un sector del Concejo Deliberante; las ordenanzas Nº1353 y Nº 1358, ambas establecían el pase a planta permanente de un centenar de agentes públicos pero fueron desestimadas por Demarco a pesar que el CD con la fuerza de sus dos tercios ratificó la vigencia de las normas mencionadas.

Otra ordenanza ignorada fue la que rige para la aprobación del organigrama del poder ejecutivo, donde se cometieron decenas de incumplimientos (ausencia de residencia, nombramiento de parientes, inhabilidades específicas, incompatibilidades groseras, aumento inmoral del gasto público, suba escandalosa de haberes ejecutivos, etc), antes de cumplir el mes también hizo caso omiso a las ordenanzas (Nº 261-2003/Nº 411-2006) que disponían un inmueble municipal con destino exclusivo para La Biblioteca Popular; estas cuatro normas fueron violentadas en un marco de impunidad sin precedentes.

A este raid de atropellos institucionales de la Carta Orgánica Municipal, se agregó un episodio bochornoso al celebrar un convenio –Municipalidad de Perico-Nueva RTO- otorgando la concesión de un servicio público, atribución expresamente delegada al Concejo Deliberante, el acto también arremetió contra el artic. 53; inc. 17 de la Constitución de La Provincia de Jujuy.

Si bien existía una habilitación provisoria, sujeta a cumplimientos y observaciones jurídicas, que deberían ser satisfechas; Demarco debió declarar nulo el acto de la gestión anterior, no solo por omitir el llamado a licitación por ser un servicio público artic 145, 147 de la Carta Orgánica Municipal; sino por infligir gravemente las disposiciones establecidas por La Agencia de Seguridad Vial de la Nación regida por la ley 24.449 y su modificatoria 26.363, cuya violación faculta al damnificado a presentar una demanda por supresión de derechos adquiridos mediante ordenanza 909/12.

El convenio autorizado mediante acta ante escribano público, fue firmado por el Sr. Intendente el 02 de enero del 2020, el acto irregular lo pone en un innecesario apuro jurídico, como también a los Sres. Concejales, que notificados por la firma BES SRL días pasados, hicieron oídos sordos hasta la fecha, pudiendo ser citados por la justicia para asumir el perjuicio ocasionado, de no mediar un oficio al ejecutivo en el cual manifiesten pleno desacuerdo y soliciten la clausura inmediata de la nueva firma.

La demanda es un camino obligado para la firma comercial afectada, ya que además, el convenio no determinó la alícuota que percibirá el municipio por el servicio cedido, con lo cual la autorización genera una competencia desleal, además omitieron fijar una garantía, recibiendo BES SRL un tratamiento desigual.

Cabe resaltar, que el convenio anexó al emprendimiento, un terreno de dominio público destinado a espacio verde para ser utilizado como estacionamiento de la nueva RTO, hecho que también merece un tratamiento legislativo por ser de la órbita del Concejo Deliberante.

Desde que el hecho tomó relevancia en los medios, al menos tres empresarios de la ciudad, viéndose afectados en sus derechos, reclamaron la nulidad, para acceder a una licitación pública, ya que el servicio es de interés comercial.

Día a día Demarco acumula poder sin límites, a tal punto que las facultades del Concejo Deliberante son vapuleadas, su producción legislativa y disposiciones orgánicas son solo una ilusión, hecho no solo peligro por la suma del poder que detenta Demarco, sino por la degradación del rol de los ediles, los cuales a estas alturas no tienen sentido de ser.

El día jueves pasado mediante una acta ejecutada por escribano público la empresa BES SRL constató actividad en la nueva RTO, por lo cual procedió a solicitar el cierre inmediato de una competencia desleal e irregular, poniendo en conocimiento al Intendente que de persistir un tan grave irresponsabilidad, instará la activación del juicio político, mas la demanda penal correspondiente.

¿Demarco estará dispuesto a enmendar su error?

La justicia tomará partida; ya que la demanda es inminente, recordemos que en la esfera penal no hay fueros, los concejales deben expedirse estos días sobre la notificación que la empresa BES SRL trasladó al cuerpo.

¿Los concejales recomendarán al Intendente el cierre de la nueva RTO o estarán dispuestos a inmolarse, dejándose pintar los dedos y mandar al excusado sus carreras políticas?

Previous Estados Unidos emitió una alerta sobre un nuevo contrato firmado por Cannava
Next Preocupación por recaudación del fondo especial del tabaco