En el albertismo ya suenan Cafiero y Katopodis como candidatos en Provincia


Juanchi Zabaleta se posiciona como armador del Presidente en el Conurbano.

Alberto Fernández dio el visto bueno para comenzar a construir un armado propio en el Conurbano, mientras Santiago Cafiero y Gabriel Katopodis se perfilan como sus hombres fuertes en la Provincia y no descartan que uno de ellos encabece la boleta para las legislativas de 2021.

Se trata de dos bonaerenses de su extrema confianza, que hoy ocupan lugares de poder. En su entorno responden que es completamente prematuro hablar de una estrategia electoral y que no se contempla la salida de ninguno de ellos del gabinete, aunque lo cierto es que en la Rosada admiten la necesidad de instalar dirigentes propios, mientras Juanchi Zabaleta avanza con la construcción del «albertismo» los distritos.

El intendente de Hurlingham se mueve en tándem con Katopodis, en un grupo que completan Martín Insaurralde y Mariano Cascallares, que hoy deciden mantener el perfil bajo y dejar a Zabaleta al frente de la movida.  

«Se están organizando en los distritos pero no quieren hacerlo muy visible porque aprendieron del error con (Florencio) Randazzo», confió a LPO una fuente cercana a los intendentes, en una referencia que apunta al quiebre del Grupo Esmeralda en 2017. 

En ese entonces, fracturados por la figura de Cristina Kirchner, Katopodis y Zabaleta saltaron a las filas de Randazzo -que también integraban Alberto y Cafiero- mientras los demás se cobijaron bajo el manto de la ex Presidenta, que arrasaba en sus distritos.   

Los intendentes saben que en 2021 volverá la tensión por las listas y se retomará la discusión por la lapicera de Cristina en la Provincia, donde fueron excluidos del gabinete de Kicillof. En ese escenario, le insisten a Alberto en la importancia de tener un armado propio como contrapeso en la negociación. 

El Presidente avaló la estrategia y recibe a Zabaleta casi todas las semanas en la Rosada. El intendente logró meter al rector de la Universidad de Hurlingham, Jaime Perczyk, como segundo en el Ministerio de Educación, mientras busca instalarse como una especie nexo entre sus pares y el gobierno nacional.

«Todos saben que si quieren contactarse con el ministro (Daniel) Arroyo deben hacerlo vía Juanchi. También se encarga de contener, hablar con todos, expandir la construcción en los distritos», evaluó un dirigente de la tercera sección en diálogo con este medio. Y agregó: «El trasfondo siempre es la discusión con Axel y Cristina. Ellos vienen por el PJ de la Provincia y nosotros no lo vamos a entregar».

Fuente: lapoliticaonline.com

Previous Reino Unido sentencia: eliminando los badenes se salvarían vidas y se reduciría la contaminación de las ciudades
Next Productores reclaman $222 millones del FET y rechazan las "excusas" del oficialismo