El ministro de Salud de Brasil anunció que dejará el cargo por sus desacuerdos con Bolsonaro


El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, anunció hoy que abandonará su cargo en las próximas horas por las diferencias que mantiene con el presidente Jair Bolsonaro frente a la estrategia para combatir el avance del coronavirus.

«Ya basta» dijo Mandetta, un político del conservador partido Demócratas, ex médico del Ejército y traumatólogo, quien impulsa medidas de aislamiento social aplicadas por los gobernadores, contra la opinión de Bolsonaro, de que el Covid19 es una «gripecita»

«Hace sesenta días que estoy midiendo las palabras» dijo el funcionario en declaraciones al portal Veja, sobre su tensa relación con Bolsonaro, al que acusó de pactar asuntos en forma personal para después deshacer los acuerdos a las pocas horas.

«Uno conversa hoy, la persona entiende, te dice que está de acuerdo, después cambia de idea y enseguida cambia el discurso de nuevo. Ya basta, hemos ayudado bastante» dijo Mandetta.

El funcionario, no obstante, afirmó que permanecerá en su cargo hasta que nombren a un sucesor, una definición que está en manos del propio Bolsonaro que evalúa por estas horas con médicos alineados con su estrategia de «aislamiento vertical», es decir, que el país vuelva a funcionar con normalidad y que apenas los mayores de 60 años se queden en sus casas.

Hoy se cumple un mes de la primera muerte oficial por coronavirus en Brasil, que hasta ayer registró 1736 decesos y 28.320 casos.

Secretario infectado

El secretario de Salud de Rio de Janeiro, Edmar Santos, dio positivo en el test de coronavirus, según informó el funcionario en un video publicado en las redes sociales, informó la prensa local.

«Estoy muy bien, no tuve fiebre ni tos ni falta de aire, no hay señales de gravedad en la enfermedad, continuaré en casa en aislamiento pero trabajando para enfrentar esta pandemia», dijo Santos anoche buscando tranquilar a los habitantes del estado que registra 276 muertes, señaló el diario Folha do Sao Paulo.

Dos días antes, el gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzerl, comunicó en las redes sociales estar infectado al igual que el jefe del Cuerpo de Bomberos, por lo cual fueron puestos en cuarentena varios miembros del gabinete.

En tanto, el alcalde de Rio de Janeiro, Marecelo Crivella, dio negativo en el test realizado luego de los médicos diagnosticaron la infección en la secretaria de Salud municipal, Beatriz Busch.

Rio de Janeiro es el segundo estado con más casos de Covid-19 en Brasil, con 3.743 contagios.

Télam

Previous La Corte habilitó la feria para tratar el pedido de constitucionalidad hecho por la vicepresidenta
Next Dengue: Sancionarán a los vecinos que no permitan el descachareo en sus casas